•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las exportaciones de arneses nicaragüenses fabricados en las zonas francas dejaron el año pasado ingresos por US$458.2 millones, y el 89.5% fue comprado por México, informó el Banco Central de Nicaragua, BCN.

La institución precisó en su informe anual, que las ventas al exterior de arneses (como cinturones de seguridad) crecieron en 16.5% respecto a 2011 y que México es el principal comprador, seguido por Estados Unidos, que adquirió el 9.5% de la producción.

“La evolución anterior estuvo en línea con el aumento de la producción anual de autos en México (13.1%)”, indicó el BCN.

En total, las exportaciones de zonas francas nicaragüenses el año pasado generaron ingresos por US$1,903 millones, de los que US$532.8 millones fueron con valor agregado, dijo el BCN.

 crecimiento-nicaragua

Añadió que los arneses representaron el 24% de las exportaciones totales de zonas francas.

Las empresas

La principal empresa que produce arneses en Nicaragua es Yazaki, considerada también la máxima empleadora en este país, con más de 11,000 plazas.

Yazaki, de capital japonés, se dedica a la producción de arneses, componentes e instrumentos automotrices, pero desde una perspectiva diferente: dando al equipo un valor agregado.

La otra empresa es la alemana Draexlmaier, que se instaló en Nicaragua en el primer trimestre de 2010 y fabrica arneses para automóviles europeos de lujo.

“Las plantas de Arnecom exportan a México, y de México se distribuye a la industria norteamericana, y la planta alemana es exclusiva para automóviles europeos”, explicó Dean García Foster, presidente de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y de Confección, Anitec.

García Foster añadió que la producción de materiales con valor agregado ha permitido en los últimos años un mayor crecimiento al sector de zonas francas, principalmente en el período 2010-2012.

“Cuando se pasó de la industria de simple transformación a la industria completa, fue bastante fuerte. Cuando la empresa dio un gran salto de solo maquila a la producción total que se transformó y puso los cuatro módulos (de producción de arneses), allí fue fuerte. Ahora la expectativa es que vaya creciendo con un porcentaje más moderado”, dijo García.

En total, las exportaciones de zonas francas crecieron más de 8% el año pasado respecto a 2011, impulsado principalmente por la producción de arneses, que aportó el 42.9% del aumento.

De acuerdo con el BCN, Nicaragua junto a El Salvador fueron los dos países centroamericanos que menos vieron afectadas sus exportaciones de zonas francas.

“Nicaragua y El Salvador fueron los países de la región que vieron menos afectada la demanda de prendas de vestir, de acuerdo con estadísticas publicadas por la Oficina de Textiles y Prendas de Vestir del Departamento de Comercio de Estados Unidos”, añadió el informe del BCN.

El BCN detalló que en Nicaragua las ventas de textiles (US$1,148.7 millones en 2012) representaron el 60.3% de todo lo exportado por las zonas francas.

El reinado de los textiles

Las exportaciones de textiles, aunque crecieron en 2.9% en valor respecto a 2011, mostraron una caída de 2% en volumen, debido a la crisis financiera mundial, dice el informe del BCN.

El tercer gran negocio de las zonas francas nicaragüenses es el tabaco, de acuerdo con el BCN. El año pasado las ventas al exterior de ese producto registraron US$131.4 millones, 6.9% más respecto a 2011.

Nicaragua proyecta convertirse en el principal exportador de tabaco en todo el mundo, puesto que ahora le pertenece a República Dominicana.

La industria del tabaco genera 30,000 empleos en este país y se venden al exterior más de 100 millones de unidades de puro al año, según información oficial.

El BCN dijo que en términos interanuales, las exportaciones de tabaco presentaron una variación de 21.4% y que el puro representó el 87.6% de todas las ventas de ese producto.

García consideró que tras las áreas de textiles, arneses y tabaco, las zonas francas nicaragüenses se destacan por el sector agroindustrial, los call-centers y otros artículos como muebles, cajas de cartón, repuestos e insumos de accesorios.

“Los tres sectores que están punteando y soportando todo este esfuerzo de transformación son: confección, arneses y agroindustria en su totalidad”, afirmó.

El sector

De acuerdo con el presidente de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y de Confección, Anitec, Dean García, cada vez más las empresas que operan bajo el régimen especial de zonas francas se diversifican para la elaboración de artículos con valor agregado.

Dijo que a nivel nacional existen 49 parques industriales con más de 200 empresas, que ocupan un área de 1.6 millones de metros cuadrados de techo.

Hasta el primer trimestre del 2013 las zonas francas aglutinaban una fuerza laboral de 103,000 personas. Sin embargo, al cierre de este año la meta es llegar a 110,000 empleados.

“Las empresas se ubican dependiendo donde están. El primer criterio es mano de obra, el segundo las carreteras que van hacia los puertos, y el tercero la ubicación de los suplidores de insumos. Se trabaja el valor agregado de una forma integral dentro de las empresas”, explicó García

Un bajón

En el primer mes del 2013 se reportó una caída en las ventas al exterior de las zonas francas. Este año marcaron US$156.9 millones, y en enero pasado US$163.6 millones.