Leslie Nicolás Lacayo
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Gobierno de Nicaragua ejecutará un programa de crédito revolvente y de asistencia técnica que beneficiaría a 21,000 caficultores que han sido afectados por la roya.

El titular del Ministerio de Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa, Pedro Haslam, dijo ayer que el fondo revolvente, del que no precisó un monto, servirá para renovar cafetales, comprar semillas e insumos.

Haslam y el ministro de Agricultura, Ariel Bucardo, coincidieron en que la crisis que enfrenta el sector de la caficultura es estructural, ya que los productores enfrentan falta de tecnificación y crédito, y las plantaciones no han sido renovadas.

Un estudio de la Asociación de Cafetaleros de Matagalpa, Asocafemat, concluye que los costos para renovar una manzana de café ascienden a US$5,100.

La caficultura de Nicaragua se extiende en 180,220 manzanas de tierra. Según el censo de Cenagro (2011), el 55% de las tierras es cultivada por pequeños y medianos caficultores y un 45% por grandes productores de café.

El mal de la roya amenaza con provocar la pérdida de 400,000 quintales de café en Nicaragua, de los 2 millones de quintales que se proyectaban producir en el ciclo 2012-2013.

Leonel López, cafetalero de Nueva Segovia y miembro de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos de Nicaragua, UNAG, que aglutina a unos 12,000 pequeños cafetaleros en ese departamento, dijo que “de forma informal me avisaron que iban a distribuir un bono cafetero, pero nada más. Y no dieron detalles de cuánto iba a ser el financiamiento”.

 

Reuniones

Pedro Haslam, titular del Ministerio de Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa, anunció ayer en un programa de televisión que el pasado lunes representantes del Gobierno se reunieron con 28 organizaciones que agrupan a unos 21,000 pequeños y medianos productores de café de todo el país para informarles del programa de crédito revolvente.

En las actividades de la caficultura intervienen unas 700,000 personas.