•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Una reforma migratoria como la que estudia el Congreso de Estados Unidos puede contribuir al crecimiento del Producto Interno Bruto, a aumentar el ingreso per cápita y a reducir el déficit presupuestario en la próxima década, según un estudio divulgado ayer por el conservador American Action Forum.

El análisis de los beneficios económicos de la reforma fue divulgado en víspera de una marcha nacional frente al Capitolio en la que decenas de miles de activistas y líderes comunitarios exigirán que el Congreso apruebe sin demoras una ley que legalice a los once millones de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos.

“Es hora de que Estados Unidos vuelva a competir. Nos convertimos en un gigante industrial gracias a los inmigrantes, y mi mensaje con este estudio es que necesitamos utilizar la inmigración como una herramienta para el crecimiento de nuestra economía”, dijo a EFE Douglas Holtz-Eakin, presidente del American Action Forum y autor del estudio.

El estudio indicó que, en general, la reforma migratoria puede acelerar el crecimiento de la población; aumentar el Producto Interior Bruto del 3 al 3,9% anualmente en los primeros diez años; aumentar el ingreso per cápita en US$1,700 y reducir el déficit federal en más de US$2,7 billones en la próxima década.

Por el contrario, la ausencia de una reforma migratoria tendría un efecto negativo, si se toma en cuenta que la tasa de natalidad en Estados Unidos se encuentra en su nivel más bajo desde 1920 y, según el estudio, esto contribuiría a un declive económico a largo plazo.

 

Confirmó

Otros centros de estudios de corte conservador, como el Instituto Cato y Americans for Tax Reform, han ensalzado recientemente los beneficios de una reforma migratoria, pese al rechazo de muchos conservadores en el Congreso.

 

La política

El documento destaca que, en general, la política migratoria del país se ha enfocado principalmente en la reunificación familiar. En 2010, por ejemplo, el 74% de las visas para residencia permanente fueron por vínculos familiares, más que en cualquier país industrializado.

En 2010, el Gobierno de Estados Unidos emitió apenas un 6.4% de visas por razones económicas, en comparación con el 33% de visas emitidas por el Reino Unido por vínculos laborales.

Además del impacto del crecimiento poblacional, el estudio también destaca que los inmigrantes tradicionalmente han demostrado un espíritu empresarial, con tasas de adquisición de negocios superiores a los de los estadounidenses, y ese “vigor empresarial ofrece potencial para innovaciones que realcen la productividad” en el país.