•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las personas con discapacidad, que representan el 10% de la población nicaragüense (unas 600,000 personas), todavía enfrentan barreras laborales, en parte debido a la falta “de apertura total” de las empresas, según fuentes relacionadas al tema.

discapacitados

La Procuradora Especial de las Personas con Discapacidad, Rosa Salgado Álvarez, declaró que al 2007 solo el 0.03% de ese segmento poblacional estaba empleado, pero en puestos de poca relevancia, como supervisores en centros comerciales.

El Estado creó una comisión interinstitucional, integrada por los ministerios del Trabajo, Salud y Educación, entre otros, para elaborar una “estrategia de inclusión laboral para las personas con discapacidad”, precisó Salgado Álvarez.

La Ley 202, de prevención, rehabilitación y equiparación de oportunidades para las personas con discapacidad, establece en su artículo 13 que toda empresa estatal, privada o mixta, deberá contratar o tener contratado por lo menos a una persona con discapacidad, por cada cincuenta personas en la planilla.

Pero la ley no se ha cumplido. “Se ha luchado para que la empresa privada incluya a jóvenes con discapacidad”, señaló Salgado Álvarez.

En el campo laboral, las personas con discapacidad usualmente encuentran obstáculos sociales, económicos, culturales y políticos que les dificulta obtener empleos, de acuerdo con una guía práctica de la Organización Internacional del Trabajo, OIT.

La OIT, además, destaca que muchas personas con discapacidad viven en zonas rurales (aisladas), donde existe “escasez o ausencia de servicios educativos”, lo que disminuye las posibilidades de encontrar trabajo.

Por su parte, la Unicef indicó que en el mundo el 30% de los jóvenes que viven en la calle presenta alguna discapacidad, mientras que la Unesco estima que el 98% de los menores con discapacidad que habitan países en desarrollo no asisten a la escuela.

Sin apertura

En Nicaragua las personas con discapacidad visual total y auditiva, por ejemplo, no tienen “una apertura total” en las empresas, reconoció la Procuradora para los Derechos de las Personas Discapacitadas.

El informe Panorama Social de América Latina 2012, de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal, destaca que, contrario a lo que ocurre en Nicaragua, en el resto de la región las personas con discapacidad visual son las que más facilidad tienen para incorporarse a la fuerza laboral.

En Nicaragua, la mayoría de las personas con discapacidad tiene estudios técnicos o han aprendido algún oficio, como elaborar piñatas, por lo que las autoridades promueven el autoempleo, según Salgado Álvarez.

Agregó que solo un pequeño porcentaje de la población con discapacidad tiene estudios superiores.

Zonas francas y restaurantes

La Asociación de Padres de Familia con Hijos Discapacitados, Los Pipitos, a través de convenios suscritos con diferentes empresas en este país, ha logrado insertar laboralmente a 170 jóvenes con discapacidad, precisó la coordinadora de comunicación de esa organización, Jenny Muñoz.

Las empresas de zona franca, las áreas administrativas y las grandes franquicias de restaurantes, según Muñoz, son las compañías que han tenido más apertura con las personas que sufren alguna discapacidad, dijo Muñoz.

En el Norte del país un segmento de personas con discapacidad ha logrado insertarse laboralmente en las empresas tabacaleras, agregó la fuente.

Muñoz detalló que las empresas evalúan el tipo de discapacidad que tienen las personas para luego decidir el puesto laboral para el que tienen competencia. Los Pipitos acompañan en ese proceso a las personas interesadas.

Muñoz dijo que Los Pipitos ha confirmado que las personas con discapacidades motoras son las que menos oportunidades tienen en el campo laboral.

“A pesar (de) que en las empresas ya están más sensibles, cuando tenés una persona en silla de ruedas o con andarivel se debe adecuar el área de trabajo y como que siempre la parte motora es la más complicada”, dijo Muñoz.

El Estado

Por otro lado, en el Estado se han incorporado a personas con discapacidad en los distintos ministerios, según datos de la Procuraduría Especial de las Personas con Discapacidad.

En el Ministerio de Salud, Minsa, trabajan 476 personas con discapacidad, distribuidas en los 18 Sistemas Locales de Atención Integral de la Salud, Siláis, que hay en el país y ejerciendo cargos administrativos, médicos asistenciales, enfermería, laboratorista, farmacia, técnicos, estadísticas y servicios generales.

También hay 398 personas con discapacidad en el Instituto Nacional Tecnológico, 8 en el Ministerio de Transporte e Infraestructura y 5 en el Ministerio de la Familia.

 

Desventaja

El Banco Mundial estima que el 20% de los más pobres en el mundo tienen discapacidades y tienden a ser considerados dentro de sus propias comunidades como las personas en situación de mayor desventaja.

 

Pocos ingresos

Según el Informe mundial sobre la discapacidad 2011, elaborado por la Organización Mundial de la Salud, OMS, y el Banco Mundial, BM, más de 1,000 millones de personas (15% de la población) viven con algún tipo de discapacidad.

En Nicaragua, la Encuesta Nicaragüense para Personas con Discapacidad, Endis, elaborada en 2003, indica que el 10.3% de la población tiene alguna discapacidad.

Esa encuesta señala que solo la mitad de las personas con discapacidad percibe algún ingreso y apenas el 5% recibe algún tipo de pensión.

Además, el 18% de mujeres con discapacidad y el 8% en el caso de los hombres reciben remesas de sus familiares en el exterior.