•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El nuevo edificio de cinco pisos que hoy inaugura la Universidad Nacional de Ingeniería, UNI, confirma el auge que tienen en Managua las construcciones verticales.

La infraestructura, valorada en US$16 millones, de los que US$12.8 millones fueron financiados por el Banco de la Producción, Banpro, tiene un área de construcción de 15,000 metros cuadrados y será de los más modernos edificios en toda Nicaragua, según el diseñador arquitectónico de la obra, Luis Chávez, quien también es Decano de la Facultad de Arquitectura, de la UNI.

Managua, junto a Estelí, figuran como los dos principales departamentos en los que habrá un mayor desarrollo de infraestructura vertical este año, de acuerdo con la Cámara Nicaragüense de la Construcción.

Chávez afirmó que los 15,000 metros cuadrados del nuevo Edificio “Rigoberto López Pérez”, de la UNI, tendrán tecnología integrada.

Así, los alumnos podrán responder un examen desde su teléfono móvil, escribir en pizarras electrónicas y contar con un inmobiliario ergonómico.

El ingeniero estructural del edificio, Maurilio Reyes, declaró que por su originalidad y el uso de materiales de última tecnología, se utilizó un sistema de marco estructural de acero, con un método sismo lateral resistente, que supera a todas las edificaciones actuales en Nicaragua.

“Es un diseño que no es típico. Fue un reto muy grande y lo que tuvimos que hacer es utilizar un sistema que se está utilizando por primera vez en Nicaragua. Las placas de unión entre los elementos estructurales son de acero, grado 50, de alta resistencia. El comúnmente utilizado es de 36,000 PSI, pero este tiene una resistencia de 50,000 libras por pulgada cuadrada”, explicó.

Aldo Urbina Villalta, Rector de la UNI, resaltó que la construcción es producto de un plan maestro de desarrollo y crecimiento de la infraestructura, tanto física como tecnológica, que elaboró esa alma máter hace 10 años. La obra también cuenta con la estructura necesaria para la movilización de personas con discapacidad.

“Nuestro compromiso es contribuir al desarrollo tecnológico del país y para hacerlo tenemos que innovar, que hacer transferencias tecnológicas, pero eso se hace de una manera ordenada. Esa estructura no existe en Nicaragua”, añadió Urbina Villalta.

El financiamiento

El rector del recinto académico que este año cumplió 30 años de fundación, detalló que la ejecución de la obra no fue tarea fácil, ya que no contaban con la capacidad económica para realizar una infraestructura de tal magnitud.

Comentó que cada año la UNI recibe un presupuesto estatal de US$2 millones para gastos de inversiones, con los cuales desde 2003 hasta 2009 lograron ahorrar tan solo una mínima parte del costo del nuevo edificio.

“La mano amiga fue el Banpro, la única puerta que se abrió, por lo cual esta comunidad universitaria se encuentra profundamente agradecida, ya que sin esa voluntad de prestarnos no hubiese sido posible la construcción de este edificio”, agregó Urbina.

A raíz del préstamo que otorgó el Banpro para apoyar esta obra del sector educación, otras casas de estudios, como la Universidad Americana y la Universidad Central de Managua, han aplicado a otros financiamientos para mejorar su calidad en infraestructura.

Parque tecnológico

La comunidad universitaria de la UNI está conformada por 10,000 estudiantes y cuenta con 6 facultades y 10 carreras.

Urbina Villalta dijo que, además, contará con un parque tecnológico compuesto por 20 laboratorios, ubicado en una planta del nuevo edificio.

El arquitecto de la UNI, Víctor Arcia, aseguró que el edificio tiene capacidad para alojar simultáneamente a 2,400 estudiantes en un solo turno. En los tres períodos, añadió, se podrá atender a 7,200 estudiantes por día.

En el edificio “se utilizó concreto armado, acero y está recubierto con láminas de aluminio que es un material de última generación con una vida útil de 30 años. Eso nos permite ahorrar casi el 40% en costos de mantenimiento”, indicó el académico.

Además, resaltó que el nuevo recinto universitario es la única institución académica que cuenta con una mayor capacidad instalada en términos de conexión a internet, con un ancho de banda de 145 megabytes.

Aulas “inteligentes”

Arcia explicó que durante el primer semestre instalarán las primeras 20 pizarras inteligentes que tendrá el nuevo edificio. En total, precisó, habrá 60 pizarras inteligentes, una por cada aula “inteligente”.

“Es una pizarra electrónica manejada por un software. Trae una serie de aplicaciones educativas. El docente puede colocar unas pruebas y hacer que el estudiante responda desde su asiento, que puede ser desde su propio teléfono. Se codifica a través de bluetooth y entonces se responde. La máquina corrige inmediatamente, saca las pruebas, las estadísticas y el profesor en términos de segundos puede hacer su evaluación”, detalló Arcia.

El diseñador de la obra, Luis Chávez, explicó que el edificio se diseñó tomando en cuenta la dirección y fuerza del viento, por lo que la obra cuenta con climatización natural y ni siquiera requiere de iluminación superficial durante el día, lo cual permitirá un ahorro energético de hasta un 50%.

“Otra ventaja es que su conformación de aluminio con polietileno va a retardar la transmisión del calor hacia el interior, esto es un beneficio para los espacios y el confort, porque mantiene las paredes con menor calor y más fresco a lo interno de cada uno de los espacios del edificio”, sostuvo.

Además, explicó que las escaleras tienen una forma helicoidal para decorar el espacio con sinuosidad, elegancia y ligereza y facilitar la circulación de los estudiantes, ya que tienen 2.20 metros de ancho.

 

Cumple con códigos internacionales

Según el ingeniero estructural Maurilio Reyes, el edificio fue diseñado con base en todas las normas del último Código de la Construcción del Ministerio de Transporte e Infraestructura, publicado en 2011, pero además fueron integrados elementos de códigos internacionales.

“Por ejemplo, de la Asociación Americana de Ingenieros Civiles, lo que hace que el edificio en términos estructurales ante un sismo se comporte de manera segura. Está estructurado de tal forma que contrarresta la acción del sismo para que el edificio no se incline al lado de donde viene la fuerza sísmica”, dijo Reyes.

También subrayó que las piezas de acero utilizadas fueron preelaboradas en México y que no existe ningún empalme entre las piezas, a pesar de que se trata de tres torres independientes que parecen estar en una sola estructura.

 

"Las pizarras electrónicas (en las aulas) son manejadas por un software y traen una serie de aplicaciones educativas".

Víctor Arcia
Arquitecto de la UNI