•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Recuerdo que hace varios años, antes de que se aprobara en la Asamblea Nacional el Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica, República Dominicana y los Estados Unidos, mucho se decía que ese acuerdo era un puente hacia el progreso. Los números, 7 años después, hablan por sí solos.

En el año 2005 las exportaciones de nuestro país hacia nuestro principal mercado, los Estados Unidos, sumaron US$292 millones. Al primer año de entrada en vigencia, el incremento alcanzó un 20% (hasta US$360 millones). 7 años después, nuestras exportaciones al año 2012 hacia los Estados Unidos suman ya un 70% más: casi US$770 millones, y seguimos avanzando. Más bien diría yo, tenemos un inmenso mar de oportunidades que aún no hemos sabido aprovechar.

Ideas creativas como las que ha impulsado en nuestro país el programa Empresas & Empleos, con el apoyo de Usaid, son efectivos argumentos que nos indican que el potencial de crecimiento de nuestras exportaciones es enorme. El café, el oro, la carne, entre otros, han experimentado crecimientos importantísimos, pero no por ello podemos dejar de mencionar los productos lácteos, las artesanías, el azúcar, el maní y hasta productos denominados “nostálgicos” orientados a la diáspora nicaragüense que reside en el Norte.

Los textiles han sido otro de los rubros donde se ha aprovechado lo que en el 2005 se negoció de forma ventajosa para Nicaragua, y contamos a la fecha con 166 empresas maquiladoras que generan más de 100 mil empleos, beneficiando a más de 400 mil personas de forma directa y casi al doble de forma indirecta, además de que estos compatriotas gozan de beneficios como el Seguro Social y la posibilidad de una pensión una vez se jubilen, así como la capacitación permanente, lo que redunda en una ventaja comparativa importante para nuestra mano de obra. Colaboraremos en el tema de los textiles para impulsar la ampliación de los TPL que se vencen el próximo año.

En el campo de las inversiones, el DR-Cafta ha sido la razón principal (junto a la seguridad ciudadana y nuestros recursos humanos y naturales) para que Nicaragua se haya convertido en un destino importante para la inversión nacional y extranjera, sobresaliendo en ello el origen de la inversión norteamericana, nuestro principal socio comercial.

Ese puente para el desarrollo, nos brinda grandes oportunidades. Para ello será fundamental enfocar nuestros esfuerzos a mejorar la competitividad, promover la seguridad jurídica y las reglas claras del juego, impulsar el buen trabajo que realizan agencias como el Centro de Exportaciones e Inversiones y la agencia ProNicaragua, mejorar entre todos el clima-país y trabajar en la mejora definitiva de la institucionalidad de nuestro país.

En todo ello, AmCham está comprometida a seguir impulsando el diálogo respetuoso entre todos los actores que tienen la obligación de aportar para avanzar en el progreso económico y que los menos favorecidos de nuestro país perciban los beneficios del desarrollo con justicia social. Ese es nuestro reto y para eso estaremos impulsando todas las iniciativas que sirvan para lograr dichos propósitos.