•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Unas 6,166 Micro y pequeñas empresas rurales, Mipymes, y cooperativas de pequeños productores del Norte de Nicaragua, generaron en ventas de sus productos US$45 millones entre 2008 y 2013, informó la Fundación Suiza de Cooperación para el Desarrollo Técnico, Swisscontact.

Mipymes de Madriz y Nueva Segovia, vinculadas a las cadenas productivas de textil vestuario, bambú, rosquillas, frijol, dulce de panela, queso, caña, producción apícola y ladrillos, lograron aumentar sus ingresos al mejorar sus capacidades productivas a través del “Programa Pyme Rural”, ejecutado por Swisscontact.

El programa, que finalizará este mes, fue financiado por la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación, Cosude, con un monto de US$4.6 millones.

“El objetivo fue ayudar a las Mipymes rurales en el desarrollo de sus capacidades productivas y pudieran así tener mejores opciones en el mercado local, principalmente”, indicó Nidia Pereira, coordinadora nacional del Programa Pyme Rural.

Nuevos productos

El programa generó nuevos productos en las Mipymes beneficiadas, entre los cuales se pueden mencionar novedosos diseños de muebles elaborados con bambú, y dulce de panela granulado, explicó Pereira.

También las cooperativas productoras de frijol que participaron en el programa lograron implementar Buenas Prácticas Agrícolas para el mejoramiento de los cultivos. Asimismo, se establecieron huertos familiares y colectivos donde trabajaron con nuevas variedades de frijol con semilla certificada.

“Las cooperativas de frijol mejoraron la producción y productividad, además cuentan con un plan de negocios para la gestión productiva, técnica y financiera a mediano y largo plazo”, comentó Pereira.

Medio ambiente

Los proyectos desarrollados en cada una de las cadenas productivas por el Programa Pyme Rural cuentan con líneas estratégicas de medio ambiente.

También se impulsó la combinación de la producción tradicional con árboles frutales o maderables y se promovió la construcción de viveros forestales.

A las empresas de rosquillas y quesos se les facilitó asistencia técnica y cofinanciamiento para mejora en infraestructura productiva y equipamiento. Todo ello para cumplir con los requisitos para lograr una producción más limpia, reduciendo la contaminación por desechos sólidos y líquidos, según explicó Nidia Pereira, coordinadora nacional del Programa Pyme Rural.