•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las Micro, pequeñas y medianas empresas, Mipyme, en Nicaragua representan el 99.5% de la “columna empresarial”, dice el experto Gilberto Alcócer. Explicó que existen 154,600 negocios de ese tipo que aportan hasta el 45% del Producto Interno Bruto, pero todavía sufren por la falta de financiamiento, tecnificación y organización.

¿Cómo avanzan las Mipymes en materia de organización, capacitación y mejoramiento de los procesos productivos?

En el sector de las Mipymes siguen siendo una de las grandes debilidades los aspectos organizativos de ordenamiento y control, así como también de procesos productivos. Pero desde Conimipyme y las cámaras afiliadas hemos estado trabajando para que las empresas vayan adoptando nuevos mecanismos de trabajo en la búsqueda de la productividad. Esto también tiene que ver primero con la formalización de las empresas, segundo que las empresas vayan ordenándose internamente, mejorando sus controles.

¿La falta de tecnificación sigue siendo una de las limitantes de este sector?

Pues hemos estado con las empresas buscando la mejora en los procesos productivos y adopción de nuevas tecnologías de producción, inclusive promoviendo que haya procesos innovadores, procesos en que los mismos trabajadores de las empresas vayan identificando aquellos cuellos de botella que hay en los diferentes procesos productivos y que ellos mismos, junto al empresario, establezcan sus procesos de mejora.

¿Cuáles son los sectores que más han avanzado?

Han ido avanzando el sector de madera y muebles. Han ido avanzando cuero y calzado, artesanías, que ha mejorado muchísimo la calidad y la diversificación de productos a ofertas. Ha mejorado significativamente el sector textil-vestuario, ha mejorado mucho el sector que tiene que ver con metal-mecánica, productos de forjado y hierro, inclusive haciendo una mezcla de madera y hierro, y también ha mejorado bastante el sector alimentario, como el sector lácteo.

¿Cuál ha sido la gestión del Estado en la promoción y el fomento de las Mipymes?

Eso ha sido como grandes ejes de trabajo y grandes logros que hemos tenido, y aquí hay que ser claros, también los empresarios mismos se han comprometido. El Estado se ha comprometido a través de sus programas en sus diferentes instituciones públicas, como el Ministerio de Agricultura, el Mific y ahora el nuevo Ministerio de Economía Familiar.

De cara a la pronta entrada en vigencia del Acuerdo de Asociación con Europa, ¿qué tan preparadas están o cómo se están preparando las Mipymes para cumplir con los requerimientos de ese mercado?

Curiosamente, es un mercado que, aunque tiene otra cultura, les gusta el producto nuestro. Bajo esa premisa las empresas ya han ido estableciendo nuevas formas, sobre todo diversificar productos y mejorar la calidad de los productos, y el otro aspecto importante es el manejo sanitario de la producción.

¿Qué tanto cumplen las Mipymes con los requisitos para la comercialización tanto interna como externa?

Un cumplimiento del cien por ciento, porque justamente hay una apropiación de los empresarios del sector de las Mipymes, en que deben mejorar y posicionarse en el mercado. Para ello naturalmente se tiene que cumplir con todo eso. Ahora, hay unas normas técnicas que se han establecido con el Ministerio de Economía para producir determinados productos. Por ejemplo, para queso hay una norma que le llaman Normas Técnicas, que si no se cumplen no se le da paso para lo siguiente. Si un queso se va a exportar a Europa y no cumple esa norma, no se va a exportar. Entonces hay que cumplir para evitar que lo manden de regreso y te penalicen como país.

¿Qué tipo de penalizaciones se aplican en ese caso?

Si hay un producto que llega contaminado, automáticamente Europa castiga al país. Eso es lo que no podemos permitir. Suspensión de las exportaciones de ese producto hasta que ellos hacen su proceso de investigación, eso es larguísimo. Vienen sus técnicos, y en eso pasan dos o tres años para que vuelvan a abrir la frontera para las exportaciones. Por eso es que hemos estado trabajando muy fuerte con el sector de las Mipymes, y realmente han ido cumpliendo con todos sus compromisos en ese sentido.

¿Cuáles son los niveles del crecimiento anual de las Mipymes?

Las Mipymes han venido sosteniendo un crecimiento de aproximadamente 5% anual. Eso tiene que ver con dos cosas. Por un lado, tiene que ver el interés de los empresarios, buscando cómo mejorar y posicionarse buscando el mercado nacional e internacional. Por otro lado, los indicadores macroeconómicos de Nicaragua han ido sostenidos en el tiempo.

¿Cuál es el peso que tienen las Mipymes en la economía y, por ende, en la generación de empleos?

Las Mipymes tienen una participación del 35% en las exportaciones del país y en promedio anualmente aportan entre un 40 y 45% del Producto Interno Bruto. El año pasado anduvo en un 42%. El 99.55% de la base empresarial del país son Micro, pequeñas y medianas empresas. Es decir que en el país hay 155,000 empresas, de esas 400 son grandes, el resto son Mipymes.

Hay cifras dispares, pero todos coincidimos en que andamos (aportando) entre un 75 y 85% (de los empleos). Estamos hablando de cerca de 1,666,000 trabajadores que están en las Mipymes.

¿Cómo anda el acceso de financiamiento para este sector?

Esa es una asignatura pendiente todavía. Primero porque los bancos tienen unas restricciones muy fuertes para el financiamiento. Consideran a este sector no confiable en términos de financiamiento. Sin embargo, las cifras de recuperación de las Mipymes versus otra categoría de las empresas en la banca es más efectiva.

¿Qué tipo de restricciones están creando las barreras para acceder a los créditos?

Las garantías. La banca pide a la Mipyme el 200% de la garantía y no se tiene. Pero ahí hay algo interesante que hemos visto nosotros desde Conipyme. El Gobierno y la Asamblea Nacional han sido un factor clave para nosotros en eso. Se han ido aprobando varias leyes que van creando una plataforma jurídica que le permite a la Mipyme tener mejores condiciones para el financiamiento. Por ejemplo: la Ley de Factoraje, la Ley de Factura Cambiaria, tenemos la Ley de Reglamento Financiero en la Asamblea, se sacó la Ley de Sistema de Sociedad de Garantías Recíprocas. Todo esto ya le permite a la Mipyme tener una mayor disponibilidad financiera.

¿Quién es?

Gilberto Alcócer, con más de 20 años en el desarrollo de las Mipymes, es master en Administración de Empresas, graduado en el Instituto Centroamericano de Administración de Empresas, Incae.

Actualmente es Presidente Honorario del Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa y también es Director del Consejo Directivo de Procompetencia.c