•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El anteproyecto de Ley de Protección de los Derechos de los Consumidores y Usuarios, ya introducido a la Asamblea Nacional para renovar la Ley 182 conocida como la Ley de Defensa de los Consumidores, ha activado las alarmas del sector privado de Nicaragua.

José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, dijo ayer que ese gremio tiene “algunos puntos” que discutir alrededor del proyecto de ley y que buscarán un consenso para que la nueva legislación responda tanto a los intereses del consumidor como al de los empresarios.

El Cosep se opone a lo establecido en el artículo 78 del proyecto de ley, que obliga a los dueños de los centros comerciales, supermercados y otras empresas a asumir las pérdidas, robos y chapeo de vehículos de sus clientes.

“Las empresas nos hemos reunido, hemos tomado una posición sobre cada uno de los artículos, vamos a tener reuniones en los próximos días alrededor de este tema para tocar temas de sistemas financieros que están dentro de ese proyecto de ley”, indicó Aguerri.

El proyecto de ley está en el período de consultas en la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional.

“Aquí ha sido un tema que ha estado en discusión de quién es la responsabilidad sobre un vehículo que es robado en un lugar público. Nosotros hemos mencionado que en este sentido tenemos que ser muy cuidadosos, porque si hay un vehículo que se roban en una iglesia pues no es responsabilidad del padre de esa iglesia tener que ir a pagar ese robo”, ejemplificó Aguerri.

Destacó que consideran que ya han avanzado en la discusión de la nueva ley “porque esta ya es una nueva versión de una primera.

Otra polémica ley

Por otro lado, Aguerri, también informó que un anteproyecto de ley de prevención, protección y atención integral de las personas que padecen diabetes ha causado revuelo en el sector industrial.

Aguerri señaló que la nueva legislación en su artículo 7 pretende prohibir la venta de bebidas gaseosas y jugos artificiales en los colegios públicos y privados del país.

“Estamos en pro de todas las campañas educativas que tienen que haber alrededor de la prevención y atención de la diabetes, pero no estamos en pro de que los legisladores nos digan en dónde vender y en dónde no vender”, dijo Aguerri.