•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las grandes extensiones de tierra aptas para el cultivo de papaya han convertido del departamento Rivas en el rey de la producción de esa fruta en Nicaragua, para lo que destina un área de 319 manzanas que generan casi 15,95 millones de unidades, de acuerdo con el cuarto censo agropecuario del Instituto Nacional de Información de Desarrollo, Inide.

El censo precisa que en todo el país se contabiliza la siembra de 1,024 manzanas de papaya y Rivas utiliza 319, superando por mucho a la Región Autónoma Atlántico Norte, que se ubica en segundo lugar con 118 manzanas.

En Rivas, el rendimiento de cada manzana cultivada con papaya es de 50,000 unidades, una cifra que los especialistas consideran promedio.

china-info

Según el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria, INTA, las tierras de Rivas son privilegiadas para el cultivo de papaya porque se encuentran entre los 60 y 80 metros sobre el nivel del mar, una altura ideal para cosechar la fruta de origen tropical.

Productores consultados explicaron que para producir una manzana de papaya se invierten US$3,000.

Sin mercado externo

Nicaragua, sin embargo, no exporta esa fruta, según registros del Centro de Trámite de las Exportaciones, Cetrex.

El mercado latinoamericano de la papaya es dominado por México, que al 2009 exportó 134,960 toneladas métricas de esa fruta, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura, FAO.

En Centroamérica, de acuerdo con la FAO, los principales exportadores son Belice (27,152 toneladas métricas) y Guatemala (7,375 toneladas métricas).

Además, la FAO identifica a Estados Unidos (156,430 toneladas métricas), Singapur (21,689 toneladas métricas) y Canadá (13,230 toneladas métricas) como los principales importadores de papaya.

La papaya producida en Rivas solo es distribuida en los mercados de Managua, Masaya, Granada y en los supermercados de la cadena Wal-Mart, como la Unión, Pali y Maxi Pali.

Según el INTA, en Rivas se cultiva principalmente la variedad de papaya criolla y también, pero a menor escala, la de tipo Maradol, de origen cubano, y la Dama Roja, conocida como papaya taiwanesa.

El productor Marvin Uriarte Cubillo, uno de los principales comerciantes de papaya en Rivas, aseguró que en ese departamento la producción de esa fruta solo es superada por la caña de azúcar y el plátano.

Uriarte y el también productor Manuel Ángel Rodríguez, explicaron que en la actualidad la producción está en flota (mayor cantidad), por lo que los precios de la papaya han disminuido, ya que en este país no se consume toda la producción.

Asoma nueva variedad

Por su parte, Lenin Obregón, quien tiene 30 años cultivando papaya, se dedica desde hace 8 años a producir la variedad Maradol, de la que dice desplazará a la criolla porque tiene sabor exquisito y mejor rendimiento.

Obregón indicó que la semilla de la variedad Maradol proviene de México y que la bolsa de 50 gramos tiene un costo de US$280.

“La bolsa de 50 gramos trae las semillas suficientes para sembrar una manzana que equivale aproximadamente a unos dos mil arbolitos”, señaló Obregón.

Tanto los productores como un estudio del INTA sostienen que a la variedad de papaya criolla se le extrae una cosecha al año.

El cultivo de esa variedad se propaga a través de viveros que hacen los mismos productores y, según el INTA, la planta inicia a cosechar 7 meses después de haber sido sembrada.

Ganancias

El precio de la papaya varía, de acuerdo con los productores y el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria, INTA.

En invierno se registran los mejores precios, “cuando una docena (de papaya) se llega a cotizar hasta en C$400 y C$500 en Managua”, afirmó el productor Miguel Ángel Rodríguez.

En la actualidad los productores venden la docena de papaya a C$300, es decir a C$25 cada unidad.

Es decir, que una manzana sembrada con papaya, que produce 50,000 unidades, genera C$1,25 millones, unos US$51,000 al cambio actual.

Antes de la siembra, los productores realizan obras de conservación de suelo y trazado de callejones para que haya un buen drenaje, con lo que se evitan los encharcamientos que ocasionan marchites y la muerte de la planta.

Entre las principales plagas que afectan a la papaya, el INTA menciona los ácaros, que atacan el cogollo de la planta, y también los hongos del suelo, que perjudican las raíces. Ese mal se previene con el uso de cal alrededor de la planta.