•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El 33.75% de las micro, pequeñas y medianas empresas turísticas en Nicaragua, es decir 3,375 negocios, están en el sector informal, emplean a 24,000 personas, pero no pueden acceder a una serie de beneficios fiscales establecidos por las leyes.

La Cámara Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Turística, Cantur, calcula que en este país existen 10,000 micros, pequeñas y medianas empresas turísticas, de las que 6,625 (66.25%) están inscritas ante el Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur, y 3,375 (33.75%) permanecen al sector informal, es decir, que no pagan Seguro Social ni médico, tampoco cumplen con el salario mínimo ni cubren riesgos laborales.

Según cálculos del presidente de Cantur, Leonardo Torres, el año pasado las Mipymes turísticas, formales e informales, generaron US$252,6 millones, es decir, el 60% de los US$421 millones que dejó el turismo en ingresos.

china-info

Para Torres, muchos dueños de los negocios turísticos se resisten a incorporarse al sector formal porque creen que pagarán más impuestos.

Agregó que en mayo Cantur presentará al Gran Ducado de Luxemburgo una solicitud para financiar un censo y así cuantificar la cantidad de empresas turísticas que hay en Nicaragua y cuántas pertenecen al sector informal.

Por ahora, las cifras de Cantur, que tienen como base los registros del Intur, indican que las Mipymes turísticas formales generan 40,550 empleos, incluidos 22,000 para mujeres.

El Intur, sin embargo, solo registra a 428 empresas turísticas en el sector informal, una cifra que para Torres “no es cierta”, tomando en cuenta que para Cantur hay 3,375 pequeños negocios en la informalidad, incluidos bares, restaurantes y hoteles.

De acuerdo con el estudio Comercio Internacional y Desarrollo Inclusivo, de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal, las micro, pequeñas y medianas empresas contribuyen con hasta el 40% del Producto Interno Bruto y el 70% del empleo en la región, pero no acceden a mercados internacionales porque enfrentan restricciones de capital humano, problemas de gestión estratégica y altos costos fijos.

Lo que se pierden

Las empresas informales están “excluidas” de los beneficios que ofrece la industria turística en el país, no tienen acceso al crédito de la banca nacional y corren el riesgo de “desaparecer”, dijo Torres.

Los empresarios que permanecen en la informalidad no pueden acceder a los beneficios fiscales establecidos en la Ley 306, de Incentivos para la Industria Turística.

Esa ley establece que los negocios de la industria turística estarán exonerados por un período de hasta 10 años del pago del Impuesto de Bienes Inmuebles, Impuesto al Valor Agregado, Impuesto sobre la Renta y en la importación de productos.

También estipula que si los dueños de los negocios turísticos efectúan remodelaciones o ampliaciones de infraestructura, los beneficios fiscales serán prorrogados por 10 años.

En el primer trimestre de este año la Junta de Incentivos del Intur, creada en el marco de la Ley 306, aprobó US$20,5 millones para financiar proyectos turísticos, pero los negocios informales están lejos de acceder a ese dinero.

“A mí me da pesar que siempre las empresas grandes son las que hacen uso de estos incentivos”, lamentó Torres.

Por otro lado, en la nueva Ley de Concertación Tributaria, en vigor desde enero, se estableció que cuando los empresarios en Managua inviertan por lo menos US$50,000 en concepto de turismo, estarán exonerados del pago de impuestos.

La ley también estableció que en el interior del país los beneficios fiscales se aplicarán cuando la inversión sea, como mínimo, de US$25,000.

“Las Mipymes turísticas están produciendo mucho más en la economía del país, nosotros requerimos trabajar en la formalización de estas (3,375) empresas por un problema de exclusión”, manifestó Torres.

El Banco Interamericano de Desarrollo, BID, en su Informe Macroeconómico de América Latina y el Caribe, explicó que la informalidad incide directamente sobre la productividad de las empresas.

La institución precisó que “un aumento de un punto porcentual en la tasa de informalidad” está correlacionado con un incremento de “cerca de medio punto porcentual en la brecha entre la productividad de América Latina y Estados Unidos”.

Calidad

Las micro, pequeñas y medianas empresas informales, para acceder al mercado formal deben mejorar la calidad de sus productos y servicios, consideró la expresidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua, Canatur, Lucy Valenti.

“El Intur tiene el rol de registrar a esas empresas y luego dar seguimiento de supervisión e inspección”, indicó Valenti.

La presidenta ejecutiva del Intur, Mayra Salinas, señaló que las Mipymes “muchas veces no reúnen los requisitos” para ser formales, como mejorar la infraestructura de sus locales, la calidad del servicio y cumplir con una serie de normas fitosanitarias.

La funcionaria explicó que el Intur trabaja en “un proceso de sensibilización” para mejorar la calidad del servicio que ofrecen a los turistas nacionales y extranjeros.

Además, el Intur trabaja con este segmento empresarial para ayudarles a elaborar planes de negocios y de mejora, para que accedan al financiamiento, “precisamente para lograr anualmente aumentar ese registro de las empresas”, dijo Salinas.

Asociatividad

Las empresas turísticas podrían mejorar sus productos y servicios con un programa de asociatividad, dijo el presidente de Cantur, Leonardo Torres.

También explicó que es necesario promover un proyecto público-privado para formalizar a las 3,375 Mipymes turísticas.

La meta, indicó, sería formalizar a 50 empresas al año.