•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Lago Cocibolca, las isletas y el volcán Mombacho, en Granada, son los diamantes que más pueden aportar al desarrollo del turismo en ese departamento. Así lo afirma el leonés, Augusto Vargas, un inversionista que para los próximos años ve al turismo como el motor económico de Granada.

¿Usted está convencido de que Granada tiene ese potencial turístico?

Claro que tiene potencial. Nació con un gran privilegio natural. Lo malo es que hay mucha gente apática que parece que no le interesa el turismo: lanzan basura en las calles, dañan la poca infraestructura que existe y muchas veces hasta agreden o les roban a los visitantes. Deberíamos (de) querer nuestra ciudad, nuestro lago y nuestro Mombacho, si no lo hacemos, cómo vamos a avanzar.

Sabemos que está invirtiendo en hoteles, ¿cree que la oferta hotelera que ya existe no es suficiente?

La infraestructura de calidad es muy poca. He visto algunos hoteles cerca del Parque Central y en La Calzada que son buenos, pero hace falta más. Algo que me llama la atención es que la mayoría de estos sitios están en manos de extranjeros, al granadino parece que no le interesa o quizás no tiene empuje ni motivación para invertir en algo de calidad, en algo bueno. La costumbre de muchos granadinos es convertir su casa en un hostal o venderla a algún extranjero. Las personas extranjeras ven que el turismo sí tiene futuro en Granada y en el resto de Nicaragua.

¿Y el Gobierno central tendría que ver en eso?

Claro que sí. El Instituto Nicaragüense de Turismo ha hecho importantes esfuerzos, pero se necesita más, no solo del Gobierno central, sino también de las alcaldías, ellas son actores fundamentales para dar ese empuje.

¿Cuál es (su) proyecto (de inversión) más cercano?

Actualmente estamos en la fase de construcción de un hotel que se llama Los Chilamates, conformado por 24 habitaciones, está ubicado detrás del supermercado La Colonia, en una céntrica zona de la ciudad de Granada. Pensamos que en unos dos meses estará listo para su inauguración, para lo cual ya tenemos algunas reservaciones hechas. Pero también estamos a punto de inaugurar el Elements Hotel Boutique, un hotel ejecutivo ubicado en una importante zona de Managua.

Y el dinero pata todo esto, ¿de dónde proviene?

Todos los recursos que hemos invertido provienen de la familia Vargas: los tres hoteles, apartamentos, las propiedades que tenemos en las isletas, en la costa del lago y lo que vamos a continuar invirtiendo es de nuestra familia. Afortunadamente no hemos recurrido a ningún banco ni financiera, porque si te metés con préstamos es difícil que salgas adelante. Ahorita tenemos a 52 trabajadores permanentes en Granada.

¿Y a cuánto asciende esa inversión?

En este momento no podría especificar el dato, pero ha sido un capital bastante fuerte.

¿Es rentable invertir en turismo en este país?

Bueno, no podría asegurar que este es un negocio rentable, pero sí te digo que es estable, porque los turistas no creo que vayan a desaparecer. De hecho, nosotros (en Nicaragua) salimos muy favorecidos con el cierre de otros mercados, como los de algunas zonas de Asia, África y en el mismo Europa. Más turistas están viniendo al país. Vienen muchísimos norteamericanos, personas adultas y jubiladas que vienen a pasear y quieren un buen hotel para descansar. También he visto bastante presencia de costarricenses y salvadoreños.

¿Qué sigue después del Elements Hotel Boutique y de Los Chilamates?

Después de Los Chilamates, me voy a dar un breve receso y luego –a finales del año– sigo con la construcción de 18 búngalos en las paradisíacas isletas, como un resort. Allí ya tenemos andenes y miradores listos. Yo estoy preparado para seguir adelante, no veo nada que me diga que me irá mal, al contrario, todo lo que veo es positivo. Además, tenemos una hermosa propiedad en la costa del lago, por la zona de El Guayabo, donde queremos acondicionar algunas cabañas para paseos familiares.

¿Tiene inversiones en otras áreas?

No. No se puede diversificar tanto. Es mejor dedicarse a una sola cosa y hacerlo bien. No me gusta eso de andar hoy en una cosa y mañana en otra. Yo empiezo mis proyectos y los concluyo hasta que me sienta satisfecho, no dejo nada a medio palo, como decimos los nicaragüenses.

¿Quién es?

Augusto Vargas Espinoza es ingeniero industrial, una carrera que comenzó en Alemania y terminó en Nicaragua. Nació en León y vive en Granada. En 1985 empezó a invertir en la fabricación e instalación de antenas parabólicas, un negocio que mantuvo hasta 1990, cuando fundó, junto con otros socios, la empresa Estaciones Terrenas de Satélite S.A., Estesa.

Posterior a la venta de Estesa, en 2008, Vargas concretó sus primeras inversiones en el área de turismo. Compró algunas propiedades en la costa del Lago Cocibolca e inició la construcción de los apartamentos mediterráneos, ubicados en el Reparto San Juan, una exclusiva zona de Granada.