•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un programa de rehabilitación cafetalera en Nicaragua podría aumentar el uso de mano de obra en un 30%, es decir, unos 210,000 trabajadores más en los cafetales, aseguró Juan Ramón Obregón, director ejecutivo del Consejo Nacional de Café, Conacafé.

“Este programa dinámico de rehabilitación cafetalera va a exigir una mayor cantidad de fuerza laboral en los cafetales. Pues hay que tomar en cuenta que las labores que se desarrollan en el café todas son manuales”, dijo Obregón.

Ese programa sería impulsado para renovar los cafetales tras un ataque de roya que en Nicaragua podría dejar pérdidas de hasta 400,000 quintales de café y reducir los ingresos hasta en US$100 millones en el ciclo 2012-2013.

El incremento en la mano de obra requerida podría ser de un 30%, adicional a los 700,000 empleos que se generan en Nicaragua cada año todo el proceso antes, durante y después de la cosecha de café.

“Seguimos manteniendo la expectativa que se constituyó entre el Gobierno y el sector privado, que este programa de rehabilitación incluye alrededor del 90% de la caficultura nicaragüense”, agregó Obregón.

El programa de rehabilitación en mención incluye atención a unos 32,000 pequeños caficultores propietarios de tres manzanas o menos.

Esos productores serían atendidos mediante una “política especial”. Y el restante 10% de los caficultores, que incluye a medianos y grandes productores, serían atendidos a través del Sistema Financiero Nacional, según Obregón.

No hay diagnóstico

Actualmente el Consejo Nacional de Café, Conacafé, dice no saber con exactitud cuánto se va a renovar y cuánto se va rehabilitar, porque no existe un diagnóstico preciso sobre los efectos de la roya.

Son US$130 millones los que están presupuestados para la ejecución de este plan de rehabilitación, según ha dicho Juan Ramón Obregón, director ejecutivo de Conacafé.

El Gobierno, sin embargo, continúa sin anunciar un plan oficial contra la roya.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus