•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Servicio Holandés de Cooperación al Desarrollo, SNV, ha centrado su interés en mejorar la producción agrícola, en específico del café, cacao y hortalizas, dice el director de país de ese organismo, Miguel Méndez.

En junio el SNV comenzará un programa de mejora de la productividad de cacao y café, con el cual proyecta beneficiar a pequeños productores en los departamentos de Matagalpa, Jinotega, Río San Juan y Nueva Segovia.

¿En qué consiste el trabajo de la Oficina Regional del Servicio Holandés de Cooperación al Desarrollo, SNV, en Nicaragua y Honduras?

 

Nos enfocamos en el tema de pobreza e inequidad y lo que hacemos es desarrollar y diseñar programas y proyectos que al implementarse contribuyen a la reducción de la pobreza en los países donde trabajamos.

¿Qué sectores de la producción apoya el programa ejecutado por el SNV, en Nicaragua? Y actualmente ¿cuántos son los beneficiados?

 

Trabajamos en tres sectores, agua y saneamiento, energía renovable y agricultura. En el caso de Nicaragua estamos trabajando específicamente en los sectores de energía renovable y agricultura.

Entre Honduras, Nicaragua y El Salvador tenemos alrededor de 20,000 familias que están siendo impactadas por los diferentes programas en los que estamos trabajando. De estos, la mayor parte de beneficiados se encuentra en Nicaragua, unos 15,000.

¿Cuánto hay destinado en fondos para estos programas?

 

Nosotros como SNV no contamos con recursos propios para implementar. Lo que hacemos es diseñar programas y proyectos que presentamos a donantes y ellos lo financian. En este momento el 80% de nuestra cartera de proyectos está enfocada en la agricultura y el resto en energía renovable. Estamos desarrollando acciones para tener programas en agua y saneamiento, pero dependerá de cuánto éxito tengamos para convencer a donantes de invertir en ese sector en Nicaragua.

¿Cuánto están ejecutando en este momento?

 

Nuestra cartera de proyectos anual anda alrededor de US$3,5 millones, solo para 2013. Y tenemos confirmado para el periodo 2013 – 2017 aproximadamente US$12 millones solo para Nicaragua, destinados a programas agrícolas y de energías renovables y estamos tratando de desarrollar nuevos programas en el tema de agua y saneamiento. En el caso de Honduras hemos destinado US$1 millón anual.

¿Cómo se ha visto el cambio de los beneficiados con sus proyectos en Nicaragua?

 

La hipótesis cuando nosotros diseñamos un programa es tener un impacto real en la vida de las personas y ese impacto depende del sector donde estamos trabajando. En el caso de la agricultura buscamos que los productores puedan tener mayores ingresos y tener mejores oportunidades de empleos. ¿Y esto cómo lo logramos? A través de asegurar que estas personas puedan resolver problemas, tales como acceso a mercados, asistencia técnica, capacitación y acceso a servicios financieros. A través de nuestros programas aseguramos que puedan tener acceso a estas herramientas y así mejoren sus ingresos.

¿Cuál es su percepción de la pobreza rural de Nicaragua, cree que ha habido alguna mejora en los niveles de vida de las personas con los proyectos que están impulsando?

 

Por supuesto que ha habido mejora. En todas las intervenciones que hacemos desarrollamos una línea de base para identificar cuál es la situación de estas familias, desde cuando empieza nuestra intervención, y establecemos una serie de indicadores que monitoreamos cada año y al final del proyecto se hace una evaluación final. Por ejemplo, en un proyecto que estamos terminando ahora logramos identificar que las familias involucradas en este programa aumentaron sus ingresos entre 37% y 155% en promedio.

¿Cómo están los niveles de pobreza en el sector rural nicaragüense?

 

Los niveles de pobreza en Nicaragua obviamente son más altos en el área rural que el área urbana. Y desafortunadamente todavía no hay suficientes programas que puedan asegurar que la mayoría de los productores puedan tener acceso a herramientas y capacidades que les permita salir de la pobreza. Lo que nosotros hacemos es contribuir un poco, pero el reto es todavía grande. Hay diferentes datos sobre niveles de pobreza. Sin embargo, los niveles de pobreza aún persisten. Hay una gran cantidad de personas que siguen viviendo muy mal, porque no tienen acceso a servicios básicos, como agua, luz, y eso es un problema serio.

A su juicio, ¿qué hace falta hacer aún en Nicaragua para lograr un mejor desarrollo?

 

Creo que es importante desarrollar políticas públicas que permitan un ambiente facilitador. Es decir, el desarrollo de Nicaragua no solo depende del trabajo que haga el sector privado o lo que hagan sus pequeños productores o lo que haga solo el Estado. Sino que cada quien juegue su rol y lo haga bien. Entonces creo que allí todavía hay retos.

 

¿Cuál es el reto?

Es diseñar intervenciones que tengan una conexión con mercado y que sean sostenibles. Es por eso que nosotros diseñamos un modelo de negocio inclusivo que permite que la gente de bajos ingresos pueda obtener estas oportunidades a través de conexiones con empresas.

 

 

¿Quién es?

Como director de País del Servicio Holandés de Cooperación al Desarrollo, SNV, para Nicaragua y Honduras, Miguel Méndez aumentó el número de programas financiados con recursos externos en un 300% en los dos últimos años, creando un portafolio sólido en agronegocios, energía renovable, servicios financieros y gobernabilidad.

Nacido en Honduras, comenzó su carrera con SNV en 2002 como Asesor en Desarrollo Económico, trasladándose a Nicaragua en 2008 como Gerente de Programa y un poco después fue promovido a su posición actual.

Méndez ha desarrollado su experiencia en desarrollo de cadenas de valor, gerencia de proyectos y estrategia de negocios y es reconocido como líder global de SNV en agronegocios, asesorando y colaborando con equipos en África, Asia y a través de Sur y Centroamérica en el desarrollo de soluciones basadas en el mercado.

Cuenta con un título profesional en Agronegocios, obtenido en la Universidad Zamorano (Honduras) y una Maestría en la Escuela de Negocios Incae.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus