•   Santiago, Chile  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los países latinoamericanos y caribeños recibieron en 2012 un récord de inversión extranjera directa, IED, de US$173,361 millones, un 6.7% más que en 2011, orientados más a la extracción de recursos naturales y materias primas que a faenas productivas, según la Cepal.

“La región de América Latina y el Caribe recibió en 2012 un nuevo monto récord de inversión extranjera directa de US$173,361 millones”, señala un reporte difundido este martes por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal, un organismo técnico de las Naciones Unidas con sede en Santiago.

La cifra positiva se registra por tercer año consecutivo, alentada por el buen momento que atraviesan las economías de América Latina.

En 2012 los flujos mundiales de IED, que cayeron 13%, totalizaron US$1.39 billones, “apenas superior al que se registró en 2010 (US$1.37 billones), cuando la economía mundial se encontraba aún afectada por la crisis financiera”, según la Cepal.

Las cifras de inversión en América Latina “se explican por el sostenido crecimiento económico de la región, los altos precios de las materias primas y la elevada rentabilidad de las inversiones asociadas a la explotación de recursos naturales”, explicó el organismo en su informe “La inversión extranjera directa en América Latina y el Caribe 2012”, presentado en Santiago.

El resultado refleja el interés creciente hacia los recursos naturales, sobre todo en países de América del Sur, como Chile y Perú, así como hacia los mercados internos de los países de América Latina y el Caribe, donde han crecido las inversiones en telecomunicaciones, comercio y servicios financieros.

No obstante, la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, advirtió que “no vemos indicios muy claros de un aporte relevante de la IED a la generación de nuevos sectores o a la creación de actividades de alto contenido tecnológico, considerando que uno de los principales desafíos que enfrenta la región es un cambio en su estructura productiva”.

Brasil, el líder

Brasil continuó siendo el principal receptor de IED en la región, con una participación del 41%, del total, equivalente a inversiones por US$65,272 millones, aunque con una caída de 2% respecto al año previo.

Perú, con inversiones por US$12,240 millones, y Chile, con US$30,323 millones (que lo convirtieron en el segundo país receptor de la región) son los países donde la IED más creció en términos absolutos (49% y 32% de expansión, respectivamente).

 

México en caída libre

México registró la caída más significativa en cuando a IED: 35% respecto a 2011, con inversiones por US$12,659 millones, la cifra más baja desde 1999.

“México experimentó una caída importante respecto a 2011, que se explica en buena medida por la salida a bolsa del 25% de la filial del banco Santander, de España, por US$4,100 millones “, explicó Cepal.

Por otro lado, las inversiones directas de las economías de América Latina y el Caribe en el exterior crecieron 17%, hasta alcanzar los US$48,704 millones.

 

Inversores

Estados Unidos y la Unión Europea continuaron durante 2012 siendo los principales inversores en América Latina, aunque se “incrementó notablemente la importancia de las inversiones realizadas por empresas de países latinoamericanos, que originaron el 14% del total de IED captado por la región”, dijo el reporte de Cepal.