•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobierno venezolano admitió este miércoles que será “difícil” cumplir las metas de inflación y crecimiento para el año 2013, que fijó entre 14 y 16% para el aumento de los precios al consumo, y en 6% para el Producto Interior Bruto, PIB.

“En inflación tenemos dificultades. Es difícil cumplir la meta este año, sin embargo, vamos a hacer un esfuerzo de quedar lo menos impactado posible. (...) No quiero dar números”, dijo el ministro de Economía, Nelson Merentes, en declaraciones televisadas al margen de una reunión del gabinete económico.

En 2012, la inflación venezolana se situó en 20.1%, la más alta de América Latina según cifras oficiales. Algunos expertos esperan que este año se sitúe en torno al 30%, después de que solo en el primer cuatrimestre aumentara un 12.5%.

El PIB de Venezuela creció 5.6% en 2012, 1.4 puntos porcentuales por encima del año anterior, según cifras publicadas en febrero por el Banco Central, BCV.

“Vamos a hacer el esfuerzo, y por eso estamos invitando al sector privado en colaboración con el sector público, de crecer lo que se puso la meta”, agregó Merentes, expresidente del BCV, que fue nombrado por el presidente Nicolás Maduro al frente de la cartera de Economía.

El gobierno venezolano lleva días reuniéndose con empresarios para encontrar soluciones a los principales problemas económicos que vive el país, como la inflación y la escasez de productos básicos, en una economía altamente dependiente del petróleo y de las importaciones.

Según datos del BCV, el índice de escasez registró en abril su nivel más alto del año, con 21.3%.

 

Proyecciones

Sobre el crecimiento económico, el ministro venezolano de Finanzas, Nelson Merentes, dijo escuetamente que el Gobierno intentará cumplir la meta oficial, de un 6% del producto interno bruto, según lo establecida en el presupuesto nacional de 2013.

El Fondo Monetario Internacional prevé que la economía venezolana crezca un 0.1% del PIB este año y que la tasa inflacionaria llegue al 27.3%.