•   Europa  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La economía de la zona euro volvió a caer en el primer trimestre del año, por quince meses consecutivos, con la mayor parte de los países del bloque en números rojos, entre ellos Francia, segunda economía de la unión monetaria, que entró oficialmente en recesión.

El PIB del bloque formado por 17 países se contrajo 0.2% en el primer trimestre, indicó la oficina de estadísticas europea Eurostat. El bloque acumula así un año y medio de caída, el período más largo de su historia en números rojos, incluso peor que durante la crisis financiera de 2009.

“Los datos muestran una vez más que la zona euro sigue siendo el gran obstáculo para la recuperación de la economía global”, advirtió el analista de ING, Peter Vanden Houte.

Alemania, la primera economía de la unión monetaria, registró en los primeros meses del año un leve crecimiento de 0.1% (tras terminar 2012 con una caída de 0.7%), mientras el PIB de Francia se contrajo 0.2%, lo que coloca al país oficialmente en recesión, definida técnicamente como un retroceso del PIB durante dos trimestres consecutivos.

Los datos son peores de lo previsto. La mayoría de expertos interrogados por Dow Jones Newswires esperaban una leve recuperación de 0.1% para la zona euro, tras un retroceso de 0.6% en el último trimestre del año.

El PIB de siete economías de la zona euro --España, Francia, Italia, Chipre, Holanda, Portugal y Finlandia-- se replegó en el período enero-marzo, indicó la oficina europea. A ellas se les suman además Grecia y Eslovenia, cuyos datos no están aún disponibles.

Los países que han emprendido una cura de austeridad exigida por Bruselas para salir de la crisis son los peor parados en las estadísticas europeas. Y cuatro de los cinco que han recibido un rescate de sus socios, como es el caso de Grecia, Chipre, Portugal y España (que recibió asistencia para su sector financiero) no logran levantar cabeza. Eurostat no ha divulgado los datos de Irlanda, también bajo programa.

 

Se extiende

La crisis atrapa poco a poco a los países de Europa central y oriental, pese a que algunos de ellos, como Polonia y Estonia, han sido los campeones del crecimiento.

 

El caso Francia

El presidente francés, Francois Hollande, pronosticó en Bruselas que el crecimiento en Francia será nulo en 2013, aunque aseguró que el país “ya pasó el momento más difícil de la crisis”.

El mandatario francés rechazó que Francia sea en estos momentos el “enfermo” de Europa. “Hay una recesión en Francia como en toda Europa”, dijo. “Es probable que el crecimiento sea nulo en 2013”, agregó en una rueda de prensa junto al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso.