•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Gloria Dávila y Carlos Mendieta pertenecen a un impresionante batallón, el de los 553,000 jóvenes que en Nicaragua están desempleados. En el mundo la cifra es de 75.8 millones, según la Organización de las Naciones Unidas. ¿Las barreras? Falta de experiencia, de certificados académicos y el desconocimiento del inglés.

Licenciada en mercadeo, Dávila tiene un año en el desempleo. La semana pasada participó en la quinta feria laboral que se efectuó en la Universidad Americana, UAM. Dávila dice que el desconocimiento del inglés y la falta de un vehículo le han impedido obtener un trabajo.

batallon desempleados

“Lo que te exigen (las empresas) es tener vehículo y el (idioma) inglés y si no sabés este idioma no te permiten trabajar”, señaló Dávila.

La firma ManpowerGroup, especializada en reclutamiento de personal, estima que en Nicaragua existen 553,000 jóvenes que no estudian, ni trabajan, mientras que la tasa laboral de ese segmento continúa descendiendo por factores que retrasan su incorporación al mercado.

“Quienes experimenten un año de desempleo antes de los 23 años, ganarán un sueldo 23% menos que sus colegas 10 años después y 16% menos 20 años más tarde”, precisó Sonia Vanegas, gerente de país de ManpowerGroup en Nicaragua, quien retomó los datos de la publicación especializada The Economist.

Para Carlos Mendieta el idioma inglés no ha sido una barrera, pues él habla ese idioma. Pero dice que tiene cuatro meses de desempleo y su obstáculo ha sido la inexperiencia laboral.

“Te piden uno o dos años de experiencia (laboral) y eso le quita la oportunidad a uno como joven”, reconoció Mendieta, quien también participó en la feria en la UAM.

Según un estudio de ManpowerGroup, titulado “Se buscan: Jóvenes con energía y enfoque profesional”, los empleadores ponen en duda si los jóvenes tienen las habilidades sociales y la ética profesional para rendir en su productividad y también cuestionan si poseen suficiente experiencia para ejercer un puesto laboral.

El resultado es que los empleadores están renuentes a contratar jóvenes y optan por utilizar mano de obra de adultos, con experiencia y disponibles para ser contratados, indica el estudio de ManpowerGroup.

Barreras

Esa firma identificó cuatro barreras clave que impiden a los jóvenes ganar un puesto laboral: falta de información, redes y contactos; de habilidades pertinentes; de certificación de la experiencia; y poco acceso a empleos de nivel inicial con potencial de crecimiento profesional.

ManpowerGroup agregó que a los candidatos jóvenes a un puesto laboral les faltan las habilidades necesarias para cubrir determinados cargos, lo que preocupa a los empresarios.

En el mundo, indicó la firma consultora, las empresas están identificando el talentismo como el éxito en cualquier modelo de negocios.

El talentismo es considerado el “diferenciador competitivo clave” para aprovechar las oportunidades de expansión, sin embargo, una tercera parte de los empleadores del mundo enfrentan dificultades para asegurar el talento que necesitan, es decir, personal altamente capacitado en determinadas áreas.

Vanegas advirtió que solo uno de cada cinco empleadores usa estrategias de capacitación y desarrollo para mejorar las capacidades de su personal.

Por otro lado, solo el 6% de los empleadores trabaja con instituciones educativas para ayudar a los jóvenes a adquirir nuevos conocimientos, indica el estudio de ManpowerGroup.

“El talento creo que todos lo poseemos, pero si no nos presentan la oportunidad, difícilmente vamos a encontrar un trabajo”, expresó Carlos Mendieta, el joven bilingüe, con estudios técnicos, pero que no tiene suficiente experiencia laboral, a criterio de los empleadores.

¿Qué buscan los empleadores?

Obdulia Aráuz, gerente headhunting de VM Preselección, una empresa que se dedica al reclutamiento de personal, indicó que en Nicaragua las empresas usualmente buscan talentos con experiencia de entre 3 y 5 años y principalmente en las áreas de finanzas, contabilidad, ventas y operaciones.

VM Preselección pertenece al Grupo Soluciones Empresariales, una unidad de negocios con más de 13 años de experiencia en el mercado nicaragüense.

Aráuz explicó que algunas empresas trasnacionales “desarrollan a los nuevos talentos”, es decir, identifican, contratan y capacitan al nuevo personal.

“No todas (las empresas) lo hacen, pero otras empresas en algunos puestos que son muy delicados los requieren con experiencia previa”, dijo Aráuz.

La mayoría de los puestos gerenciales, los ejecutivos de ventas o de cuentas que deben manejar clientes en el extranjero, requieren que el candidato tenga conocimientos de un segundo idioma, principalmente el inglés, afirmó Aráuz.

“Lo más difícil es encontrar un contador bilingüe, es una carrera donde muy pocos contadores hablan inglés”, señaló.

 

Talento extranjero

El estudio “Se buscan: Jóvenes con energía y enfoque profesional”, publicado por ManpowerGroup, dice que en América Latina el 56% de los empleadores que enfrenta problemas para contratar personal identificó como las principales causas de esa situación la falta de experiencia o de habilidades técnicas en los jóvenes.
El 23% de los empleadores reconoció que no hay candidatos disponibles. “Casi una de cada cinco empresas en América tiene 20% o más de talento extranjero en sus equipos directivos”, expresó Sonia Vanegas, gerente de país de ManpowerGroup Nicaragua.
En el mundo, el desempleo entre jóvenes incrementó 3.5 millones desde 2007 y el año pasado aumentó 0.8 millones en comparación con 2011, según el informe “Tendencias Mundiales del Empleo Juvenil 2013”, divulgado por la Organización Internacional del Trabajo.
En el caso de Nicaragua, la Población Económicamente Activa, PEA, está compuesta por 2.8 millones de personas, pero solo el 18% está en el sector formal, de acuerdo con el Banco Central, BCN.
La institución añadió que en este país existen 1.1 millones de jóvenes de entre 20 y 29 años.