•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Reglamento a la Ley 835, de Turismo Rural Sostenible, cuyo documento deberá contener una clasificación precisa de cada una de las iniciativas rurales y un registro de los prestatarios de esos servicios, podría aprobarse en julio, informó el presidente de la Red Nicaragüense de Turismo Rural Comunitario, Renitural, Harold Ramos.

Dentro de las políticas del Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur, no existe una categorización de los negocios que trabajan en turismo rural, por lo tanto, con el Reglamento de la Ley 835, se pretende “regular esos vacíos”, precisó Ramos.

“La etapa de consulta podríamos terminarla en la primera quincena de junio, para tener listo un reglamento consensuado (…) ya en julio creemos tener reglamentada la ley”, agregó.

Este año el turismo rural podría atraer a 425,000 personas entre nacionales y extranjeras y crecer 18.79% respecto a 2012, en el mejor de los casos y según proyecciones del Intur.

Consenso

La reglamentación de la Ley 385 es discutida en consenso por varios representantes del sector turismo, como Renitural, la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua; Cámara Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Turística; y representantes del Gobierno.

La ley mandata la creación de la Comisión Nacional de Turismo Rural Sostenible, que deberá ser integrada por delegados de los sectores público y privado. Los negociadores han propuesto que esa comisión sea integrada por personal técnico especializado.

La oferta

En Nicaragua existen 229 establecimientos de turismo rural y 2,468 habitaciones. En el Norte del país es donde más se han desarrollado esas actividades turísticas.

El senderismo, el surfing y escalar montañas son las tres principales actividades del turismo rural en Nicaragua, según las autoridades.

Promover incentivos

En el Reglamento también pretenden incorporar un mecanismo que permita a los microempresarios que promueven el turismo rural, tener una vía de financiamiento y acceder a una serie de incentivos fiscales.

El presidente de la Red Nicaragüense de Turismo Rural Comunitario, Renitural, Harold Ramos, indicó que eso se logrará si los empresarios mejoran la calidad de sus servicios y la infraestructura.

El documento también propone crear un “fondo común” para las micro, pequeñas y medianas empresas turísticas que trabajan en lo rural.