•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Nicaragua puntea entre los países que producen la energía más cara en Centroamérica, debido en parte a que es necesario colocar una alta inversión económica para iniciar un proyecto, por las pérdidas registradas por la empresa distribuidora de electricidad y por la dependencia del petróleo, de acuerdo con especialistas.

La situación, dijo el economista y presidente de Polaris Energy, Mario Arana, resta competitividad a Nicaragua, que ya es uno de los países más pobre de América Latina.

Este país, además, es el que tiene la demanda más baja de energía en Centroamérica: 609.9 megavatios al 2012, y la menor capacidad instalada: 1,266.8 megavatios.

Así, Nicaragua paga los costos más altos de energía en los sectores residencial e industrial, y es el segundo más caro en el área comercial, según un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal.

costo energia

Este país está a la par de Guatemala y El Salvador en cuanto a los costos que se pagan por la electricidad, mientras que Panamá, Honduras y Costa Rica son los que producen el kilovatio hora más barato en la región.

Un informe de la Cepal indicó que al 2011 los consumidores residenciales en Nicaragua de hasta 751 kilovatios pagaron US$0.29 por kilovatio, la tarifa más alta de Centroamérica.

En Guatemala, ese segmento de los consumidores pagó US$0.25 y en El Salvador la tarifa fue de US$0.24, indicó la Cepal.

En el sector comercial, Nicaragua es el segundo país de Centroamérica con la tarifa más alta, ya que por cada kilovatio se paga US$0.25 cuando los consumidores llegan al rango de los 50,000 kilovatios hora.

La Cepal afirmó que Honduras tiene la tarifa de energía más alta para el sector comercial en Centroamérica: US$0.26 el kilovatio.

Por su parte, Panamá, Costa Rica y El Salvador tienen los costos más bajos en la categoría comercial, entre los US$0.15 y US$0.17 por kilovatio, precisó la Cepal.

“Costa Rica depende de (la generación de plantas) hidroeléctrica y eso hace que sean más competitivos y más barato, nosotros estamos pagando las consecuencias de no haber hecho eso antes”, dijo el economista y presidente de Polaris Energy, Mario Arana.

Sector industrial

Por otro lado, la tarifa eléctrica de Nicaragua en el sector industrial también fue la más cara de Centroamérica.

La Cepal detalló que los industriales que consumieron hasta 100,000 kilovatios hora pagaron US$0.23 por kilovatio, una cifra que supera los US$0.22 de Guatemala y los US$0.20 de El Salvador.

Nelson Mejía, consultor en energía de la empresa Multiconsult, declaró que en Nicaragua “la tendencia en los precios de la energía es la misma de hace dos o tres años”.

Pero la estructura cambió recientemente. El Instituto Nicaragüense de Energía, INE, autorizó un reajuste del 7.78% en la tarifa de energía para los consumidores de más de 150 kilovatios al mes, lo que afectó principalmente al sector comercial.

Competitividad

Los altos costos de la factura de electricidad que se pagan en Nicaragua restan competitividad al país y afecta la atracción de Inversión Extranjera Directa o la generación de empleos, dijo Mejía.

“La energía cara te hace menos competitivo (…) incide en la estructura de costos global”, coincidió Arana.

Por su parte, Larry Sotelo Cuadra, gerente de proyectos de Multiconsult, recordó que en este país la energía es barata solo para los consumidores de menos de 150 kilovatios, porque gozan de un subsidio.

Según los expertos, Nicaragua paga altos costos por la energía a causa de las pérdidas que sufre la empresa distribuidora, el tipo de fuente de producción y una alta inversión inicial.

Las pérdidas en la distribución de energía en Nicaragua se calculan en US$50 millones al año, según César Zamora, gerente de país de AEI Energy.

“Son las más altas del área y eso influye en el precio de la energía, porque esa energía que se está perdiendo se tiene que pagar”, explicó, por su parte, Mejía.

En tanto, Sotelo Cuadra sostuvo que en la medida que Nicaragua aumente su producción de energía renovable, los costos disminuirán.

“El viento, por ejemplo, no tiene costo, mientras más plantas renovables existan los precios no tienen porqué aumentar, la tendencia sería a reducirse”, indicó Sotelo Cuadra.

Según el Gobierno, en Nicaragua ya se produce más del 40% de la energía con fuentes renovables, aunque recientemente el Ministro de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli, advirtió que en los próximos años este país seguirá siendo dependiente del petróleo.

La “generación basada entre 50% y 60% en combustibles fósiles costosos, altos cargos de distribución debidos a “perdidas técnicas”, pocos intercambios de energía entre países”, influyen en el alto costo de la tarifa eléctrica, declaró la directora ejecutiva de la Asociación Renovables de Nicaragua, Lizeth Zúniga.

La demanda

La producción de electricidad en Centroamérica en 2012 ascendió a 44,298 gigavatios hora, el 4.7% más que lo registrado en 2011, según Cepal.

El año pasado Costa Rica fue el país de la región que demandó más energía: 1,593.1 megavatios, seguida por Guatemala (1. 533 megavatios) y Panamá (1.386 megavatios).

Nicaragua es el país que menos demanda: 609.9 megavatios al 2012, una marca histórica, según las autoridades. El Salvador, en cambio, demanda anualmente 975 megavatios.

Por otro lado, Panamá y Nicaragua son los países que reportaron la más alta tasa de crecimiento en su demanda energética: 7.7% y 7.1%, respectivamente, de acuerdo con la Cepal.