Leslie Nicolás Lacayo
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un programa del Sistema de la Integración Centroamericana, Sica, pretende disminuir en 10% el consumo de leña en Centroamérica, a través de la distribución de un millón de “cocinas limpias”, informó ayer Lorena Lanzas, viceministra de Energía y Minas de Nicaragua.

La funcionaria explicó que en el caso de Nicaragua serán beneficiadas 800,000 personas, en especial de las zonas rurales.

La iniciativa regional, que es respaldada por el Banco Mundial, BM, forma parte de la “Estrategia Energética Sustentable Centroamericana 2020”, aprobada en diciembre pasado por el Consejo de Ministros de la región, que definió las acciones a tomar en cada uno de los países centroamericanos.

Lanzas explicó que en el caso de Nicaragua ya está diseñada una “Estrategia nacional de leña”, que se extenderá entre 2012 y 2022, y añadió que se trabaja un plan de acción para determinar cuántos fondos requiere este país para impulsar el proyecto de distribución de “cocinas limpias”.

Por su parte, Malcolm Cosgrove-Davies, gerente del sector de energía del Departamento de Desarrollo Sostenible para la región de América Latina y el Caribe, dijo que esa institución no descarta aportar fondos al programa.

El BM indicó que del 100% de la población nicaragüense, el 67% hace uso de la leña para cocinar.