•   Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de la estatal Refinadora Costarricense de Petróleo, Recope, Jorge Villalobos, defendió ayer la conveniencia de una refinería conjunta con China que se establecerá en la provincia de Limón (Caribe) y valorada en al menos US$1,300 millones.

En conferencia de prensa Villalobos salió al paso de críticas y dudas publicadas por medios locales durante los últimos meses acerca de los beneficios que traerá el proyecto para el país y los efectos en el medioambiente.

El presidente de Recope aseguró que no es posible calcular con tanta anticipación cuánto disminuirá la tarifa de combustible al usuario, pero lo que sí se conoce es que el país ahorrará entre US$40 millones y US$120 millones anuales al importar crudo para procesar y no combustibles listos.

El proyecto pretende “modernizar” la refinería de Moín (provincia de Limón), para lo cual será necesario invertir al menos US$1,300 millones con el fin de ampliar la capacidad de refinamiento de los 25,000 barriles diarios actuales a 60,000.

Según Recope, con esta infraestructura y un dragado que se está haciendo en el puerto petrolero, podrán llegar al sitio barcos con capacidad para 80,000 toneladas de hidrocarburos, pues en la actualidad solo es posible recibir de 40,000 toneladas.

Además, se prevé que el país tenga la capacidad de almacenar inventarios de hidrocarburos para al menos dos meses.

Sobre el medio ambiente las autoridades de Recope aseguran que cumplirá con los requisitos estipulados en las leyes y que se espera que sea fiscalizado por expertos de los estatales Universidad Nacional e Instituto Tecnológico de Costa Rica.

En 2008 Costa Rica y China llegaron a un acuerdo para que la Corporación Nacional Petrolera de China, CNPC, apoyara la modernización de Moín.

La CNPC y Recope conformaron una empresa conjunta llamada Soresco, encargada de desarrollar y poner en funcionamiento el proyecto.

 

En agenda

Se prevé que este asunto sea parte de la agenda del presidente chino, Xi Jinping, durante la visita que realizará a Costa Rica del 2 al 4 de junio próximo.

 

El financiamiento

El 70% del costo del proyecto (unos US$900 millones)serán aportados por un crédito del China Development Bank, CDB, y el restante 30% estará a cargo, en partes iguales, de Recope y la CNPC.

El esquema de financiación aún no ha sido ratificado por la Contraloría General de la República de Costa Rica.

“El acuerdo establece que Soresco construya y una vez finalizada la obra, arriende la refinería a Recope, empresa que la operará por 15 años. Al final del arrendamiento la refinería pasará a manos nacionales”, indicó Recope ayer en un comunicado.

Este es uno de los principales acuerdos entre Costa Rica y China desde que establecieron relaciones diplomáticas en junio de 2007, cuando el país centroamericano rompió sus vínculos con Taiwán.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus