•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Las autoridades estadounidenses anunciaron el martes la inculpación de una compañía financiera basada en Costa Rica y sus responsables, por lavado de dinero por unos US$6,000 millones, en el caso de este tipo “más grande de la historia” según la Fiscalía.

Cinco responsables y empleados de la compañía Liberty Reserve fueron detenidos el pasado viernes en operativos en Costa Rica, España y Nueva York, indicó la justicia federal estadounidense en un comunicado.

Se trata del “caso de lavado de dinero internacional más grande de la historia”, aseguró la misma fuente.

“La compañía basada en Costa Rica, que opera un muy popular sistema cambiario online fuera del control de los gobiernos nacionales, está acusada de haber lavado dinero por US$6,000 millones” a través de transacciones ilegales entre 2006 y 2013, señaló la Fiscalía.

“Liberty Reserve efectuó supuestamente al menos 55 millones de transacciones ilegales por al menos un millón de usuarios de todo el mundo y facilitó conductas criminales globales”, afirma el comunicado.

La investigación incluyó operativos policiales en 17 países.

En total, siete personas han sido inculpadas, entre ellas el fundador de Liberty Reserve, Arthur Budovsky, y su cofundador Vladimir Kats.

Budovsky, de 39 años y conocido también bajo los nombres de Arthur Belanchuk y Eric Paltz, ya había sido condenado en Estados Unidos en 2006 por haber intentado lanzar una operación similar de lavado de dinero a través de la empresa Gold Age.

En 2011, había renunciado a su nacionalidad estadounidense y obtenido la ciudadanía costarricense “para escapar a las leyes” de Estados Unidos, explicó la Fiscalía.

“A través de los esfuerzos de los acusados, Liberty Reserve ha surgido como uno de los principales medios por los cuales ciber-criminales de todo el mundo distribuyen, almacenan y lavan los ingresos de sus actividades ilegales”, sostiene el acta de inculpación.

Liberty Reserve permitía transacciones de dinero entre usuarios que habían abierto una cuenta en la compañía y hacia comerciantes que aceptaban a esa empresa como forma de pago, según ese documento.

La empresa cobraba una comisión del 1% por transferencia. Por 75 centavos de dólar proveía un servicio adicional para ocultar el número de cuenta del usuario, “volviendo a la operación ilocalizable incluso dentro del sistema ya opaco de Liberty Reserve”.

 

Acciones

La justicia estadounidense secuestró 45 cuentas bancarias, la mayoría de ellas en Costa Rica y Chipre, y 35 sitios de internet de transferencias de dinero utilizados para facilitar las actividades de Liberty Reserve.

 

Ocultó actividades

Según el acta de inculpación, Liberty Reserve ocultó a las autoridades de regulación financiera de Costa Rica sus verdaderas actividades y a partir de fines de 2011 cerró sus operaciones “oficiales” y empezó a vaciar sus cuentas en bancos del país centroamericano.
En ese momento, las autoridades costarricenses lograron secuestrar US$19.5 millones de una cuenta de Liberty Reserve tras un pedido de la justicia estadounidense.
Sin embargo, la compañía continuó operando de manera ilegal en el país y buscó evitar nuevas acciones en su contra moviendo sus fondos a cuentas en Chipre, Hong Kong, China, Marruecos, Australia y España, señaló la Fiscalía estadounidense.