•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La roya, que ha golpeado con fuerza a la economía nicaragüense en el actual ciclo, aumentará los daños en el período 2013-2014, cuando podría ocasionar la pérdida de unos 600,000 quintales de café y disminuirá en US$75 millones el valor exportable del grano.

“La Organización Internacional del Café ha dicho que la incidencia de la roya en Nicaragua es de un 37% en la cosecha 2012-2013, lo que significa que vamos a producir menos café para la cosecha 2013-2014 y eso es un duro golpe para la economía”, dijo Juan Carlos Munguía, presidente de la Asociación de Cafés Especiales de Nicaragua, ACEN.

El “golpe” en realidad es certero para la economía local. En las actividades de la caficultura intervienen unas 700,000 personas, según cifras oficiales, y de forma directa participan al menos 360,438 cortadores.

Los expertos agregan que las labores de la caficultura también dinamizan el comercio, que ahora se ve amenazado.

info royaSegún cálculos de Munguía, la producción de café de Nicaragua podría disminuir un 20% en la cosecha 2012-2013, es decir que las pérdidas serían de unos 400,000 quintales, y para el ciclo 2013-2014 estimó que la producción caerá en 30%, es decir que habrá 600,000 quintales menos del grano.

El Banco Central ha dicho que la roya podría disminuir hasta en 0.6% el crecimiento económico proyectado para Nicaragua en 2013, que es de 4.1%.

En el actual ciclo la roya afectó la producción de café en 66,000 manzanas de tierra en Nicaragua, lo que dejó sin empleo a unos 132,000 cortadores.

En Nicaragua se estima que los productores de café en temporada de corte emplean entre dos y hasta tres personas por manzana cultivada.

La Organización Internacional del Café, OIC, sin embargo, calculó que los empleos perdidos son 32,000 y que el valor exportable cayó en US$60 millones.

En este país se utilizan 180,219 manzanas de tierra para cultivar café, por lo que en las actividades de corte participan, como mínimo y de forma directa, 360,438 personas.

Luis Arévalo, gerente general de la Bolsa Agropecuaria de Nicaragua, presentó cálculos más desalentadores. Sostuvo que en el próximo ciclo se podría dejar de exportar unos 800,000 quintales de café, lo que afectaría “fuertemente” a la economía nicaragüense.

“La cosecha podría pasar de 2 millones de quintales a unos 1.2 millones y si valoramos a US$125 cada quintal (precio internacional), entonces hablamos de unos US$100 millones (menos) en la economía”, declaró.

Bajo precio internacional

Por otro lado, Munguía señaló que “otro golpe económico” es el bajo precio internacional del café, cuyo quintal se cotiza a menos de US$130.

Desde el 1 de octubre de 2012 hasta la fecha, los precios por quintal muestran una tendencia a la baja, pasando de US$178.05 el quintal, a US$127.60, según datos de la Asociación de Exportadores de Café de Nicaragua, Excan.

El Banco Central de Nicaragua indicó en un informe que hasta abril el precio del café había perdido el 23.5% de su valor en términos interanuales.

Por su parte José Ángel Buitrago, presidente de Excan, estimó que debido a la afectación de la plaga de roya podrían dejar de percibir unos US$600,000 para la cosecha 2013-2014.

“En el supuesto de que sean unos 400,000 quintales menos en la cosecha 2013-2014 y los multiplicamos por los US$1.50 que recibimos aproximadamente de comisión por cada quintal exportado, entonces podemos calcular el golpe económico que tendremos los exportadores”, dijo Buitrago.

El presidente de Excan aclaró que estas son estimaciones de pérdidas, porque las cifras podrían aumentar para la cosecha 2013-2014.

Asimismo, dijo que hay que tomar en cuenta todo el comercio que se genera alrededor de la producción de café y que presentará pérdidas a causa de la roya.

“El golpe económico más fuerte se verá en la próxima cosecha, en menos divisas para Nicaragua y menos mano de obra empleada en el corte”, agregó Buitrago.

El riesgo

El café dejó a Nicaragua ingresos por US$519.4 millones en concepto de exportaciones y este año sigue punteando, pero para 2014 podría ceder definitivamente ese reinado, debido a las afectaciones provocadas en los cultivos por la plaga de roya.

Altos costos

Henry Hüeck C., presidente de Ramacafé, ha dicho que los altos costos de producción “agobian” a los cafetaleros, lo que sumado al ataque de la plaga de roya ha provocado que muchos caficultores hayan tenido que recapitalizarse con los bancos, lo que, a su juicio, los pone en una situación “bien crítica”.

“Muchos estamos trabajando con los pies hinchados, pues para hacer producir una manzana de café tenemos que invertir US$4,000 y si a eso le sumamos los altos costos de producción y tomamos en cuenta que estamos trabajando con precios que nos dejan US$60 menos de ganancia por quintal producido, entonces el producir café en este momento es bien riesgoso”, dijo Hüeck.

La OIC calificó la actual epidemia de roya como “una de las peores registradas hasta la fecha”.

La organización refleja una incidencia del 53% de la plaga de roya en el total de la zona productora de café en Centroamérica.

Las tasas de incidencia, según la OIC, afectaron el 74% de las plantaciones en El Salvador; el 70% en Guatemala; el 64% en Costa Rica; el 37% en Nicaragua, y el 25% en Honduras, el principal productor en Centroamérica.