•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los altos precios de los combustibles que se pagan en Nicaragua responden a la baja demanda de crudo que tiene el país y a la falta de una buena logística e infraestructura, dice Alfredo Cuadra, director ejecutivo de Gremial Petrolera, una institución que surgió en 2009.

Entre enero y marzo de este año las importaciones de petróleo y sus derivados costaron al país US$265.3 millones y el diesel fue el combustible que más se compró, con un valor de US$69 millones, seguido por la gasolina súper, con US$34.7 millones, y la regular con US$11.6 millones, de acuerdo con un informe del Banco Central de Nicaragua.

Hasta febrero de 2013 Nicaragua tenía un consumo promedio de 26,808 barriles de petróleo por día, según el Ministerio de Energía y Minas.

¿Cuál es el propósito de esta gremial?

Básicamente (el objetivo es) armonizar los intereses de todas las empresas del sector de hidrocarburos. Las empresas, cada una, trabaja vendiendo y comprando, pero a veces hay temas comunes que es necesario que se manejen a un nivel con armonía y fue necesario crear esa gremial, para que alguien pueda manejar las diferentes relaciones con el Gobierno, con el sector público, con el INE y diferentes instituciones del Estado.

¿Qué logros pueden destacar después de cuatro años?

Hay varios logros, hemos trabajado en función de varias leyes, algunas que más bien iban a dañar al país y donde el sector hizo una campaña de concienciación de que no era correcto. Las campañas educativas y de defensa del medio ambiente que tenemos coordinadas las empresas que trabajan en una armonía con todo el sector.

¿Por qué Nicaragua es uno de los países que paga los más altos costos de los combustibles?

Primero, no es el que paga los más altos, el más alto es Costa Rica. Segundo, tenemos un libre mercado, pero tenemos poco volumen, las estructuras de costos son diferentes y ciertos impuestos de forma fija, además, cuestiones de logística nos afectan bastante los costos de los combustibles, pero el principal es el volumen.

¿Si superamos los problemas de logística podrían disminuir los costos?

Creo que sí, se está hablando por ejemplo del Puerto de Monkey Point, se está hablando de un gaseoducto y de ciertas tecnologías que podrían ayudar a mejorar la logística. Todos los países de Centroamérica no difieren mucho en precio, nosotros somos el segundo más alto y se mueven de la misma forma porque no es que se mueven con el mercado del precio por barril, se mueven con el mercado de los combustibles, que es totalmente diferente.

No necesariamente mientras el costo del barril va subiendo, sube el costo de los combustibles, es totalmente diferente.

¿Ustedes propondrían reformar el Impuesto Selectivo de Consumo?

Hace poco se rumoró subir el impuesto. El impuesto ha sido fijo, en impuesto son más o menos US$0.70, solo allí estamos hablando arriba de C$15 por galón, los otros países andan por allí, unos más altos, otros más bajos.

Pero, básicamente la estructura de mercado, la cadena de distribución es una cadena que el margen es bastante pequeño, porque el problema son los precios altos que han estado habiendo ahorita y los volúmenes que nosotros traemos.

Nosotros estamos totalmente ajenos, el único papel que tenemos es de recaudador, recuperar ese impuesto y enterarlo, a nosotros nos toca recaudarlo. Oficialmente no ha habido ninguna comunicación, es una información que salió de algún lado, pero no ha habido nada oficial, para que eso se dé tiene que hacerse una reforma a la ley.

¿Quién lleva la voz cantante en este tema?

Cualquier cosa de impuesto es meramente del Ejecutivo y aprobación de la Asamblea Nacional.

¿Cómo impacta el alza de los hidrocarburos a los sectores productivo y consumidor?

La parte industrial, parte agrícola, el alza (de los combustibles) es un precio de referencia. Todos quisiéramos que hubiese un precio de combustibles bajo para tener mayor productividad en el país, el alza de los combustibles es un problema para la productividad del país.

Nosotros desgraciadamente no producimos petróleo y es algo que está totalmente ajeno a nosotros, no se ve todavía una baja a corto plazo y definitivamente cualquier alza es un problema para la productividad del país y para la carestía de los productos.

¿Usted cree entonces que la tendencia alcista en los precios de los combustibles continuará?

Creo que se tiene que estabilizar en algún momento, pero si te has fijado, a excepción de algunas semanas, ocho o diez semanas, hubo un alza considerable, y en estas semanas las alzas han sido más controladas, por diferentes factores.

Aquí hay muchos factores que influyen, geopolíticos, ahorita la demanda de China y Estados Unidos son factores que inciden en que baje o que suba el precio, pero realmente han estado bastante estables, esperemos que haya una baja pronto.

Nosotros no podemos cambiar el precio con la reacción de hoy del mercado internacional, nosotros lo cambiamos una semana después o quince días después, o sea lo que vos estás viendo en el precio en el mercado (nacional) es nuestra compra que hicimos un periodo atrás.

La gente a veces ve que se desploma US$10 el precio del barril y que mañana tiene que amanecer más barato y la respuesta es no, porque nosotros no hemos comprado ese barril todavía, es importante que sepamos eso.

¿Con la posibilidad de que Estados Unidos se vuelva un productor independiente de petróleo, podría tener Nicaragua una ventaja?

Para todo el mundo, al bajar la demanda de los productores, obviamente el precio tiene que bajar. Para nosotros es una ventaja que Estados Unidos sea auto sostenible porque habrá menos demanda porque Estados Unidos no va a demandar, entonces se mantiene esa oferta bajando los precios, obviamente eso nos ayudaría.

 

¿Quién es?

Alfredo Cuadra tiene tres títulos universitarios: Abogado y notario, ingeniero en sistemas y administrador de empresas.

Entre 2002 y 2003 ocupó la presidencia de la Cámara de Comercio de Nicaragua. Posteriormente fue nombrado presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, para el periodo 2003-2005.

Actualmente, y desde 2009, ejerce la dirección ejecutiva de Gremial Petrolera.