•   Grecia  |
  •  |
  •  |
  • AFP y EFE

El Fondo Monetario Internacional admitió este miércoles que hubo “fracasos notables” en la preparación del primer rescate financiero para Grecia en 2010, que llevó a una modificación posterior del plan en 2012.

El FMI reconoció errores en las proyecciones de la sostenibilidad de la deuda griega y en las previsiones de la capacidad del país para implementar reformas estructurales y, además, sugirió que hubo problemas de coordinación con los otros dos acreedores, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo, para orquestar la ayuda externa otorgada en 2010.

“Hubo fracasos notables. La confianza del mercado no fue reestablecida (...) y la economía se enfrentó a una recesión bastante más fuerte que lo previsto”, dijo el FMI en un informe sobre los resultados del rescate de 110,000 millones de euros otorgado a Atenas a cambio de imponer un duro plan de austeridad.

“La confianza de los mercados no se logró restaurar, el sistema bancario perdió el 30% de los depósitos y la economía se enfrentó a una recesión mucho más profunda de lo previsto, con un desempleo excepcionalmente alto”, indicó el FMI en un documento de revisión del programa de rescate financiero a Grecia de 2010.

El Fondo había estimado entonces que el país retornaría a la senda del crecimiento a partir de 2013, cuando en realidad se hundió en la recesión y acumuló en 2013 su sexto año consecutivo de contracción de la economía.

En la primavera boreal de 2012 el país recibió un segundo rescate, que consistió en una reestructuración de la deuda con una quita para los acreedores.

Las proyecciones del FMI para la deuda pública griega también fueron superadas ampliamente y no anticiparon una explosión del endeudamiento del país, que este año podría superar el 170% del PIB, dijo la entidad de crédito.

Sin embargo, el informe también indicó que “dados los riesgos de contagio, el programa era necesario, pese a los errores de cálculo del Fondo con respecto a la sustentabilidad de la deuda”.

 

Los "fallos"

En los primeros cálculos del Fondo, la economía griega se contraería un 5.5%, mientras que finalmente lo hizo en un 17% entre 2009 y 2012, y el desempleo previsto fue de un 15%, aunque finalmente alcanzó el 25% en 2012.

Grecia recibió el primer paquete de rescate financiero internacional por parte de la conocida como “troika”, formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el propio FMI, por un monto total de 110,000 millones de euros.

“La deuda pública superó las proyecciones del programa por largo margen”, agregó el reporte.

 

Incertidumbres

El FMI reconoce ahora que “las incertidumbres sobre el rescate eran tan significativas que sus técnicos fueron incapaces de garantizar que la deuda pública era sostenible con un alto nivel de probabilidad”.