elnuevodiario.com.ni
  •   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Comisión Europea dijo este jueves que "discrepa totalmente" con algunos de los puntos fundamentales del informe del Fondo Monetario Internacional, FMI, sobre el primer rescate a Grecia en 2010 y tildó algunas afirmaciones de "totalmente equivocadas".

"Discrepamos totalmente" con la visión del FMI de que la gigantesca deuda griega debería haber sido reestructurada inmediatamente en vez de esperar a 2012, dijo Simon O'Connor, portavoz de la Comisión.

Asimismo, también califica de "totalmente equivocada y sin fundamento" la crítica del FMI sobre los esfuerzos para reformar radicalmente la economía griega y volverla a la senda del crecimiento.

El FMI participó en el rescate de Grecia junto con la Unión Europea y el Banco Central Europeo (BCE), denominada la 'Troika' en 2010, y cuando éste fracasó, volvió a participar en otro rescate en 2012.

El segundo rescate, que entrañó una nueva inyección de fondos a cambio de draconianas medidas de austeridad que tuvo que poner en marcha el gobierno griego, también conllevó una quita de 100.000 millones de euros de la deuda contraída con los acreedores del sector privado.

El FMI admite en su informe importantes errores en 2010 pero también culpa de ellos a sus socios griegos y europeos, asegurando que no estaban preparados para la crisis y las difíciles elecciones que hubiera habido que hacer, incluida una fuerte reestructuración de la deuda, que habría hecho que el primer rescate hubiera tenido mejores resultados.

El FMI admite que sobreestimó tanto la sostenibilidad de la deuda griega como la capacidad de Atenas para poner en marcha reformas estructurales al tiempo que había problemas de coordinación con Bruselas y el BCE sobre los 110.000 millones de euros del rescate.

A la Comisión le preocupaban más los problemas europeos que la propia situación griega, según dicho informe.

"Las instituciones europeas carecían de la experiencia del Fondo y su capacidad para actuar rápidamente en la formulación de recomendaciones de política", asegura el informe.

En lo que denomina como una "reacción muy preliminar", O'Connor aseguró que el objetivo del rescate griego de 2010 era estabilizar la economía y el sistema financiero para "garantizar la permanencia de Grecia en la zona euro".

"Estos objetivos los compartían las instituciones de la Troika y el gobierno griego ... y siguen siendo válidos hoy en día", dijo.

El informe del FMI reconoce algunos éxitos también, como las reformas laboral y de salud, y destaca que Grecia no haya abandonado la eurozona", un gran logro.