•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El recurso humano sigue siendo la piedra angular del éxito de cualquier institución, por eso es importante prestar mucha atención al hablar del índice de rotación de personal, el impacto y los costos de la alta rotación de personal muchas veces es desconocido, dado que las instituciones solo estiman los costos primarios, es decir, al retiro del empleado en la mayoría de los casos y en algunos casos también al costo de su reemplazo.

El índice de rotación de personal es un indicador que nos expresa de forma sencilla y concreta que bien o que mal estamos seleccionando a nuestro personal y que bien o que mal estamos haciendo las cosas para retenerlos. Muchas veces cuando se calcula este indicador se excluye el personal que fue despedido y solo se toman en cuenta los retiros voluntarios, pero definitivamente en ambos casos la institución tiene responsabilidades tanto de las personas que despiden como de las que se retiran.

Existen muchas fórmulas para calcular este indicador, al final lo podemos resumir como la pérdida de personal sobre el personal promedio excluyendo nuevos ingresos, es importante señalar que la mayoría de las empresas no contabilizan los costos secundarios de la pérdida de personal y que muchas veces logran duplicar los costos primarios e inciden directamente en el personal que se mantiene activo en la empresa.

Algunos costos secundarios que podemos citar son efectos en la gestión comercial, colocación, ventas, sobrecarga de personal que cubre la ausencia, mala atención al cliente, problemas de actitud del personal, pago de horas extras, personal más estresado y como consecuencia mayor exposición a errores.

Tenemos un tercer costo que atraviesa a toda la institución y esta es la imagen institucional que se ve afectada por todos los temas antes mencionados y que por supuesto el tema más delicado que es la reputación institucional ante los clientes.

Un ejercicio sencillo que puede realizarse en cualquier institución es evaluar de forma integral el costo real de la pérdida de personal, en términos de costos efectivos y en términos del costo de oportunidad de los negocios perdidos y de las metas no cumplidas, no es un tema difícil de realizar, es un tema de voluntad política de cada área, departamento y de la misma gerencia general de profundizar en un tema estratégico de cara a una mejor gestión de los recursos humanos en el largo plazo y por ende se traduzca en un mejor desempeño y cumplimiento de las metas.

El primer paso para disminuir el impacto de la alta rotación de personal es conocer el indicador efectivo de rotación de personal y medir el costo real del mismo, de esa forma se puede fortalecer los procesos de selección de personal, mejorar el sistema de beneficios para los empleados y poder tomar decisiones teniendo claro el impacto financiero, reputacional y emocional en la institución.

 

* Subdirector regional de Microfinanzas Bolivianas