•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La matanza total de ganado bovino se redujo en 15.3% el año pasado respecto a 2011, mientras que -en promedio- cada res sacrificada perdió 9 kilogramos de peso, informó el Banco Central de Nicaragua.

La institución explicó en un informe que en 2011 se sacrificaron 914,000 cabezas de ganado, pero al 2012 la cifra bajó a 774,000, para una reducción del 15.3%.

En paralelo, cada res sacrificada en 2012 pesó 360 kilogramos en promedio, pero en 2011 pesaban 369 kilogramos, según información oficial.

Sergio Argüello, directivo de la Comisión Nacional Ganadera de Nicaragua, Conagan, explicó que las razones de la baja de peso del ganado “son obvias, estamos entregando más temprano el ganado para poder cumplir con nuestros compromisos, hay más dinamismo en el comercio del ganado”.

Nicaragua es en Centroamérica el principal exportador de carne bovina y derivados de la ganadería, con el 73% del volumen total, según datos de Conagan.

Este país también compite con Argentina por convertirse en el décimo exportador mundial de carne bovina.

Sin embargo, entre 2011 y 2012 se constató una disminución de la matanza y del peso del ganado.

¿Mala estrategia?

A juicio de Argüello, el ganadero no tiene la visión de aprovechar mejor las reses que vende.

“A veces los compromisos de pagos que tenemos no permiten que veamos bien las cosas, con más claridad, y como el ganado es el único recurso que tenemos, pues lo vendemos en cuanto podemos”, agregó.

En la actualidad Venezuela es el principal comprador de carne de bovino de Nicaragua y el año pasado facturó US$198 millones, de acuerdo con el Centro de Trámites de las Exportaciones, Cetrex.

El peso mínimo del ganado para ser aceptado en los mataderos industriales es de 360 kilogramos por cabeza y el que pesa menos es pagado a un menor precio.

Salvador Castillo, vicepresidente de la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua, Faganic, coincidió en que el ganado se está entregando más joven.

“Esto es bueno para el ganadero, pues quiere decir que estamos moviendo más rápido nuestra inversión”, indicó Castillo.

Para Argüello, no obstante, lo más óptimo sería entregar ganado con un peso superior a los 400 kilogramos por cabeza.

“Pero el que podamos entregar ganado con mayor peso va a depender de cómo cada ganadero maneje su inversión y su producción”, señaló.

 

Negocio importante

Las actividades de la ganadería son las que más contribuyeron a las exportaciones el año pasado y generaron ingresos por casi US$660 millones, según cifras oficiales.

 

Un verano largo

Según los ganaderos nicaragüenses, el año pasado las reses perdieron peso a causa del largo verano que hubo en el país, lo que no dejó que el pasto creciera para alimentar mejor a los animales.

En 2013 el verano también se extendió y se espera que el invierno sea un poco corto, por lo que el ganado podría bajar más de peso, argumentó Sergio Argüello, directivo de la Comisión Nacional Ganadera de Nicaragua, Conagan.