•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El uso de los paneles solares le podría disminuir hasta en un 100% la tarifa de electricidad, pero en Nicaragua todavía no se ha masificado la explotación de esa fuente de energía renovable ni en los domicilios, ni en la industria, de acuerdo con los especialistas.

Vladimir Delagneau, gerente general de Tecnosol, explicó que se deben invertir hasta US$6,000 en paneles solares para cubrir una demanda de 300 kilovatios al mes.

A pesar de la elevada inversión que se debe efectuar al principio, Delagneau explicó que los paneles solares tienen una garantía de entre 25 y 30 años, por lo que a largo plazo el ahorro en la factura de electricidad hace rentable el uso de esa fuente de energía renovable.

Por su parte, el gerente de ventas regional de la empresa Ecami S.A, Max Lacayo, sostuvo que la vida de los paneles puede alcanzar hasta los 50 años.

Según los expertos, la inversión en paneles solares se recupera en 5 años, por lo que después de ese tiempo los clientes gozarán en un 100% de los beneficios de esa fuente renovable de energía.

Delagneau explicó que los paneles generan, como mínimo, el 80% de su capacidad de energía, es decir, que si el sistema es de 300 kilovatios al mes, aportará 240 kilovatios, en el peor de los casos.

Los paneles están compuestos por celdas que captan la luz del sol y la convierten en electricidad.

La empresa Tecnosol ha instalado paneles solares en 70,000 viviendas, dijo Delagneau, mientras que Lacayo explicó que Ecami ha colocado unos 15,000 sistemas.

En todo caso, el número de usuarios de paneles solares es notablemente inferior al de los clientes que tiene TSK Melfosur: más de 900,000.

En Nicaragua cerca del 25% de la población no tiene acceso a la energía y la cifra se eleva a casi el 64% en las zonas rurales. El uso de paneles solares podría ayudar a corregir esa situación.

Reduce factura

Los expertos precisaron que una ventaja de usar las fuentes renovables de energía, es que no se depende de los ajustes que aplica a la factura la empresa distribuidora. El más reciente aumento fue del 7.78% y afectará a los grandes consumidores domiciliares y a las empresas.

El uso de paneles solares puede disminuir hasta en un 100% la factura de electricidad, en dependencia de la capacidad que se instale.

Si es un cliente consume 300 kilovatios al mes y paga por un sistema de paneles solares que genera 150 kilovatios, el ahorro será del 50% en la factura de electricidad.

Los sistemas fotovoltaicos funcionan para cualquier aplicación, es decir, son útiles para hacer funcionar bujías, televisores, refrigeradoras, bombas de agua, cercos eléctricos, generadores de cloro, purificadores de agua o aires acondicionados.

“Realmente no hay límites en potencia, lo que limita es la capacidad económica”, dijo Delagneau.

Según Lacayo, de Ecami, los paneles solares son “una opción muy viable para los clientes que quieren gozar una independencia de la red o que quieren reducir sus costos de energía eléctrica, que en Nicaragua son de los más altos de la región”, precisó Lacayo.

Un informe de la Comisión Económica para la América Latina y el Caribe, Cepal, precisó que en Nicaragua el sector residencial paga US$0.28 por kilovatio, en comercial US$0.25 y el industrial US$0.23, los más altos en Centroamérica.

Lacayo sostuvo que en la zona urbana instalar paneles solares tiene un costo de entre US$1,500 y US$20,000, y en el área rural la inversión oscila entre los US$130 y US$1,500, en dependencia de la capacidad.

En el caso de las pequeñas y medianas empresas, y las industrias, Lacayo dijo que deben invertir un mínimo de US$5,000 y hasta más de US$100,000.

Un caso de éxito

En Managua, el Centro Juvenil Don Bosco apostó por el uso de energía solar en diciembre de 2010, cuando invirtió U$127,587 en la instalación de 144 módulos fotovoltaicos con capacidad para generar 30 kilovatios al mes cada uno, es decir, que la capacidad total es de 4,320 kilovatios al mes.

Tras 30 meses, el sistema ha generado 117,900 kilovatios, es decir, que logran un promedio de 3,900 kilovatios al mes.

“La generación de energía de los paneles solares representa el 27% en promedio del consumo total, lo que significa un ahorro para nosotros”, explicó Yolanda Blandón, asistente administrativo del Centro.

En el caso de Ecami, que tiene presencia en Honduras, Lacayo señaló que ofrecen planes de financiación de entre US$500 y US$1,000 para instalar paneles solares en las áreas rurales, y para las pequeñas y medianas empresas tienen un “crédito verde” de entre US$5,000 y US$80,000, con plazos de entre 5 y 10 años.

 

Las empresas

En Nicaragua existen al menos 6 empresas que ofrecen la instalación de paneles solares.

 

El área rural

El Gobierno, a través del Ministerio de Energía y Minas, MEM, junto a organizaciones no gubernamentales y las empresas impulsa la explotación de la energía solar en las áreas rurales, donde no existe una red convencional de distribución de electricidad.

El Proyecto de Electrificación Rural en Zonas Aisladas, del MEM, contemplaba instalar 6,863 sistemas domiciliares y 7 centros de carga de batería con sistemas fotovoltaicos, pero no hay información sobre los avances de ese plan.

El Caribe nicaragüense, Chontales, Matagalpa, Jinotega y San Carlos (río San Juan), son las zonas donde se explota energía solar.