•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Garantizar la seguridad informática en las empresas debe ser parte de las estrategias empresariales para evitar robos electrónicos o fugas de la información, asegura John Molina, Director de Operaciones de SPC Internacional, con más de 18 años de experiencia en el tema.

Molina señala que el mundo de los negocios ha evolucionado a tal punto que ahora su crecimiento depende en gran medida del uso de las nuevas tecnologías y de la conexión al internet, lo cual conlleva una serie de riesgos que pueden ser mitigados con estrategias de seguridad informática.

 

¿Cómo frena el crecimiento de un negocio no aprovechar las nuevas tecnologías?

La operación de los negocios en todo el mundo depende de la tecnología de hoy por hoy. No hay negocio o empresa en este mundo que no dependa de la tecnología y cuando hablamos de dependencia operativa, ya tenemos que hablar necesariamente de un mundo interconectado. El internet le permite a toda nuestra gente poder conocer de las nuevas tendencias, las nuevas metodologías, de nuevos tipos de negocios, de las nuevas herramientas que salen en el mundo para poder implementarlas en cada país.

 

¿Cómo está Nicaragua en términos de conectividad?

Nicaragua es de los países, en este año, que tiene un índice de crecimiento mayor en toda Centroamérica, ya no podemos hablar que existen países más evolucionados solo por infraestructura, como hablamos de mi país, Costa Rica, que creció muy rápido con turismo, empezamos a ver que Nicaragua tiene un índice de crecimiento más alto que el resto de Centroamérica, eso significa que gracias a ese acercamiento que hay de conocimiento o estar interconectado, se van cerrando las brechas.

 

Es un mayor índice de crecimiento, pero no un mayor índice de conectividad…

Es cierto, sin embargo, eso le da un parámetro al país de que el crecimiento va mejorando y posiblemente poco a poco vayamos encontrando en el país gente que va a identificar esas brechas y las va ir cerrando porque ya no tiene desconocimiento.

 

¿Cuáles son los riesgos de hacer negocios en la red?

Definitivamente el terrorismo o la delincuencia han cambiado mucho, ya de pasar al robo manual con pistola o con puñal, empieza a crecer en el mundo lo que se llama el ‘ciber terrorismo’, el robo por internet que se da electrónicamente. Hoy por hoy el dinero electrónico crece. La diferencia del crecimiento del dinero electrónico contra el dinero material ya es muy grande, ya las transacciones son a través de tarjetas de crédito, a través de compra en línea, los bancos hacen transferencias en línea, las planillas de los empleados son de compras en línea, ya el dinero es electrónico. Conforme crece más la transferencia o el manejo a través del dinero electrónico, hay más potencial de riesgo para que los criminales que andan en la nube puedan robar. Y no solo es robar, porque la gente piensa en la seguridad informática, en el robo de dinero, sino que también es el robo de información, exponer cuentas, robar información de una empresa y hacerle daño, todo eso día con día va creciendo.

 

¿Cómo evalúa la seguridad informática en la región centroamericana?

He tenido la dicha de pasar por toda la región, soy un centroamericano, conozco todos los países y en Centroamérica tenemos un sesgo gigantesco en cuanto a la mitigación de riesgo por delito informático. Yo creo que todos los países centroamericanos tenemos un sesgo muy grande respecto a otras áreas del mundo, la camada gerencial que tenemos en estos países le da poca importancia al delito informático, piensan que eso es un tema meramente de los tecnólogos, pero eso no es cierto. El delito informático o la continuidad del negocio es un tema empresarial que tiene que venir plasmado desde el interés de los altos mandos de las empresas para darles apoyo a las áreas de seguridad informática en las empresas, de tal manera que de veras se cuide no solo la transferencia de la moneda electrónica, sino también la seguridad de información.

 

¿Cómo está Nicaragua en ese sentido?

Yo creo que no solo Nicaragua, sino toda la región centroamericana está muy tierna en temas de seguridad de la información. Siguen creyendo que es un tema meramente técnico y eso es un tema de riesgo gerencial, si usted se pone a ver que ante un delito de riesgo informático en un banco que salga a la luz pública usted puede dañar la imagen de un banco, pueden tener problemas legales, pueden perder dinero, esto no es un problema tecnológico, sino que es un problema empresarial de visión.

 

¿Cómo se obtiene la debida protección para la seguridad informática?

Más que una cosa puntual, es una estrategia, la seguridad empieza por la mitigación de riesgos, nuestras empresas no están acostumbradas a evaluar el riesgo, cuando un empleado interno logra llevar información de una empresa a otra empresa de la competencia, el problema es lo que puede hacer la otra empresa con esa información. Se piensa que la seguridad es un gasto y no una inversión. Normalmente los que tienen más conciencia son los sistemas financieros.

 

¿Cómo se deben mitigar esos riesgos?

Dicen que el punto más débil de la seguridad es el ser humano y normalmente el 80% de la inseguridad informática en las empresas empieza por el personal interno, el 20% es externo, o sea que tenemos que empezar a culturizar a la gente de la empresa sobre qué significa la seguridad de la información, llevar controles y evitar que suceda algo anómalo. Hay que enseñarle a la gente qué puede ser peligroso y qué no lo es.

 

¿Qué tanta ocurrencia de ataques cibernéticos se han registrado en Centroamérica?

Hay mucha, pero por el miedo de la exposición a que haya problema de imagen, no se publica, pero yo que ando en muchas instituciones de Gobierno, en empresas privadas en toda Centroamérica, en temas de seguridad de la información, sé que hay mucha ocurrencia en cuanto a la parte de fraude informático, el cual no se da a conocer por un miedo de que haya problema de imagen para las empresas.

 

¿Quién es?

Desde hace tres años John Molina, de origen costarricense, es el director de operaciones de SPC Internacional, una empresa regional que desarrolla e implementa soluciones integrales en redes y telecomunicaciones para mejorar el rendimiento de los sistemas de información.

Molina es Ingeniero en sistemas, cuenta con una maestría en Telemática y otra en Administración de recursos informáticos. Fue jefe de tecnología de un banco regional multilateral y desde hace 18 años está involucrado en el tema de la seguridad informática.