•   Miami  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente del Banco de Desarrollo de América Latina, CAF, Enrique García, aseguró ayer en Miami que la región debe realizar urgentes cambios en su estructura productiva y abandonar la “excesiva concentración en las materias primas”, para consolidar la estabilidad macroeconómica.

“Si América Latina quiere consolidar el éxito logrado en estos últimos años de estabilidad y crecimiento económico razonable”, tiene que “hacer una transformación productiva”, resaltó el boliviano García en una entrevista con Efe.

La liberación de una excesiva dependencia de materias primas no elaboradas, como el cobre, la soya o el gas, precisó, solo se producirá cuando los gobiernos de la región apuesten por incentivar actividades de generación de bienes y servicios “con valor agregado, porque aportan tecnología e innovación”.

El responsable del CAF hizo estos comentarios tras participar en la conferencia “Trade Americas Expo: creación de un ambiente de oportunidades comerciales en el hemisferio”, organizada por Latin Trade Group y el Banco Interamericano de Desarrollo, BID.

Las tareas

A su juicio, la necesaria transformación de la estructura productiva de Latinoamérica pasa por resolver una serie de tareas cruciales: en primer lugar, “duplicar la inversión en infraestructura, especialmente en transporte, energía y comunicaciones; después, hacer una reforma de calado del sistema educativo.

A la postre, explicó el presidente ejecutivo del CAF, la mejora de la educación debe potenciar la promoción de profesionales en campos innovadores como la ingeniería y la tecnología, apostilló.

Otra tarea pendiente es la consolidación de la “institucionalidad”, para avanzar en la integración de la región y la protección de las garantías jurídicas y las reglas del juego.

Estos son “pasos indispensables”, dijo, para, entre otras cosas, que los Tratados de Libre Comercio firmados con EE.UU., “sean efectivos”, porque, de no venir acompañados de la “producción de bienes y servicios competitivos”, el resultado será insuficiente.

Por eso, explicó, es tan importante que cada país latinoamericano encuentre su “nicho de competitividad a nivel estatal o regional, para ser eficiente” a medio y largo plazo, algo que el CAF ha apoyado desde su creación, manifestó.

 

Inversión

El presidente del Banco de Desarrollo de América Latina, Enrique García, insistió en que la región debe profundizar en los cambios estructurales con una “inversión total que sea por lo menos del 27%” y lograr así mantener tasas de crecimiento promedio del 4%.

Fue optimista sobre la marcha de América Latina y apuntó que el “patrón común” es que se trata de una de las “regiones vistas a nivel global como muy atractivas”, debido a los avances positivos que se constatan en ella.