elnuevodiario.com.ni
  •   Brasilia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Antonio Patriota, declaró ayer que “el comercio probablemente deje de ser el vector del avance de la integración sudamericana”, la cual deberá volcarse más a la solución de problemas sociales.

“Ya se está llegando a un agotamiento de la relación puramente comercial, en la que resta muy poco espacio para avanzar”, dijo el ministro durante una comparecencia ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado.

En su opinión, los países sudamericanos pueden, en cambio, promover acuerdos en las áreas de ciencia y tecnología, salud, educación e infraestructura, que pudieran mejorar la vida de “todas las sociedades” en la región.

Sobre el Mercosur, integrado por Argentina, Brasil, Uruguay, Venezuela y Paraguay, este último suspendido, afirmó que se trata de la “más exitosa alianza” regional para potenciar el comercio entre los países miembros, que serán beneficiados aún más si se concretan los ingresos de Bolivia y Ecuador.

Bolivia ya ha iniciado los trámites para adherirse al bloque en calidad de miembro pleno, mientras que Ecuador se apresta a ponerlos en marcha.

En Sudamérica conviven el Mercosur y la Unión Suramericana de Naciones, Unasur, sobre la cual Patriota indicó que está más orientada a la construcción de un espacio de diálogo político y de desarrollo regional, que al comercio.

 

Alianza del Pacífico

El Ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Antonio Patriota, también comentó la reciente constitución de la Alianza del Pacífico, que integran Chile, Colombia, México y Perú, sobre la cual reiteró que no representa “ninguna amenaza ni competencia” para el Mercosur.

“La Alianza del Pacífico representa una oportunidad que debe ser comprendida y aprovechada” y tanto el Mercosur como la Unasur tienen unas “relaciones próximas” con ese nuevo organismo, declaró.