•   Bonanza, RAAN  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Nunca como ahora los mineros artesanales, conocidos como güiriseros, habían tenido tanta importancia para las empresas industriales en Nicaragua.

Tanto Hemco como B2Gold han acordado con los mineros artesanales trabajar en conjunto para explotar oro.

En el caso de Hemco, se ejecuta en Bonanza un Plan de Ordenamiento y Desarrollo de la Minería Artesanal, Podma.

El gerente de ese proyecto, Gary Downs, dijo que mediante el Podma promueven la capacitación de los mineros artesanales, su inclusión en el sistema del Seguro Social y establecen áreas de explotación de minerales.

Añadió que a esos mineros les facilitan cascos, lentes, fajones y son instruidos en higiene, medio ambiente, superación personal y administración de los recursos.

En la actualidad, Hemco trabaja con unos 4,0000 mineros artesanales, quienes cubren el 22% de la producción anual (67,000 onzas este año), dijo Álvaro Peralta, gerente de Hemco en la mina en Bonanza.

“Anteriormente nosotros trabajábamos con un mazo y un pico, ahora no, tenemos herramientas que nos da la empresa, como cascos, chalecos, lentes”, expresó Juan Zamora, líder de los mineros artesanales en Bonanza.

US$300,000 en salarios

“Semanalmente los pagos a los mineros artesanales andan alrededor de los US$300,000, eso se inyecta a la economía local”, indicó Peralta.

En Bonanza es común ver en los cerros o en el centro del municipio, que a las fueras de cada vivienda hay cientos de sacos llenos con tierra y rocas. Esos sacos, conocidos como brozas, son enviados a los planteles de Hemco para ser procesados y capturar oro.

El caso de B2Gold, en La Libertad, es similar. Carlos Barberena, superintendente administrativo de mina La Libertad, señaló que trabajan con 3 cooperativas que representan a 800 mineros artesanales y que cada año logran ganancias por US$2 millones.

B2Gold procesa unas 12,000 toneladas de tierra y rocas a esos mineros artesanales.

El beneficio

Además del beneficio que logran empresas y mineros artesanales al trabajar en conjunto, el medio ambiente también saca provecho.

Según Barberena y Peralta, los güiriseros utilizan mercurio para separar el oro de la tierra, lo que perjudica el medio ambiente.

Al procesar esos recursos las empresas industriales, se disminuye el uso del mercurio y por lo tanto la contaminación del medio ambiente, coincidieron, por separado.

 

El problema

Uno de los problemas que tienen los mineros artesanales es que gastan sus ingresos en alcohol o en juegos de azar.

Por tal motivo, la empresa Hemco promueve en Bonanza un plan de capacitación financiera y otro para superar el acoholismo.

Añadió que tienen un programa de becas para la educación de los mineros artesanales, a quienes también cubren citas médicas.

 

"Aquí fácilmente se generan de US$4 millones a US$5 millones mensuales alrededor de la minería artesanal".

Álvaro Peralta

Gerente de Hemco en Bonanza