•   La Libertad, Chontales  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En la mina La Libertad, en Chontales, los trabajadores suspenden sus labores cuando llega el camión de explosivos, una máquina valorada en US$500,000 y que en sus entrañas carga diesel, nitrato de amonio y ácido aséptico, un cóctel que hacen explotar en los tajos donde buscan oro.

Carlos Barberena, superintendente administrativo de la mina La Libertad, la más grande de Nicaragua y que este año producirá unas 130,000 onzas de oro, explicó que el camión de explosivos transita en el lugar desde 2012, descargando en huecos de seis metros de profundidad los elementos que luego hacen explotar.

“El camión especial tiene diferentes depósitos para colocar diesel, nitrato de amonio, el ‘vinagre’ (ácido aséptico) y con esto le damos más seguridad, porque no es lo mismo agarrar una bolsa de explosivos y andar chorreando”, declaró Barberena.

Luego de que el camión deja su cóctel de explosivos en un hueco, los expertos empiezan un conteo regresivo que da paso a una detonación que, a lo lejos, primero muestra una polvareda y a los pocos segundos suelta un trueno.

El proceso

La empresa canadiense B2Gold tiene en La Libertad una concesión para explotar oro en 145 kilómetros cuadrados, pero solo trabajan en un área de 3 kilómetros cuadrados, donde existen tres tajos, es decir, lugares en los que la maquinaria pesada va escarbando, el camión de explosivos va haciendo detonaciones y los obreros recogen la tierra que será procesada.

En La Libertad, una mina a cielo abierto, se procesan 6,000 toneladas de tierra y rocas cada día. Las minas trabajan las 24 horas de los 365 días del año.

La tierra que se obtiene tras las explosiones y que contiene partículas de oro, es llevada a tres molinos que trituran las rocas.

Luego, el mineral se coloca en los llamados hidrociclones, para clasificar su “glanulometría”. En buen español, esa máquina define si la tierra tiene oro.

Barberena indicó que en la mina La Libertad existen 16 tanques que terminan de procesar los minerales, hasta obtener el oro: 11 tanques son para la lixiviación (separar partículas de oro) y 5 están cargados con carbón activado para recuperar el metal dorado.

“El oro que va atrapado en el carbón, se saca y se pone en una presa para pasar a la fundición”, precisó.

Los expertos tienen un nombre para todo ese proceso: “Absorción, Desorción y Refinería”, o ADR, y, según Barberena, dura entre 32 y 36 horas.

Barberena dijo que tras fundir los metales ricos, obtienen barras que pesan entre 20 y 24 kilogramos. Esas barras, agregó, tienen oro, plata y otros elementos y son refinadas en Canadá.

 

Salarios

En la mina La Libertad trabajan 474 personas de forma directa, con un salario promedio de US$1,590, dijo Carlos Barberena, gerente de B2Gold.

 

Tecnificados

El proceso de trituración de la tierra en la mina La Libertad está vigilado por un moderno sistema de cámaras. El chileno Miguel Arriaza es el superintendente de procesos en mina La Libertad.

Arriaza dijo que los molinos están compuestos por un cilindro de acero que por dentro tienen un revestimiento de goma, unas partes más elevadas y otras más bajas, que al girar tritura y reduce el tamaño de las piedras.

“Una vez que el mineral entra, existen bombas, equipos, instrumentos y todos deben trabajar de forma armónica para que haya condiciones y el proceso se realice sin altibajos”, expresó.

Arriaza sostuvo que el sistema vigila todo el proceso de trituración de rocas a través de pantallas y un programa que ve el material que ingresa y las horas de operación de las máquinas.