• Europa |
  • |
  • |
  • AFP

Los dirigentes europeos quieren, a partir de este jueves, luchar contra el desempleo de los jóvenes, un flagelo que se extiende por todo el continente y golpea especialmente a países como España o Grecia, cuarta economía de la unión monetaria.

“La lucha inmediata contra el desempleo, sobre todo entre los jóvenes, es clave”, dijo el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy. Más de 26 millones de personas están sin trabajo en Europa, de ellas 5.6 millones son jóvenes menores de 25 años (100,000 más que un año antes).

Es tan grave la situación que el presidente estadounidense, Barack Obama, advirtió sobre la amenaza de una “generación perdida”.

“Se debe hacer todo lo posible para que los jóvenes que no estén estudiando o trabajando encuentren un trabajo o una formación en los próximos cuatro meses”, dice el borrador del próximo Consejo Europeo, que reúne a los 27 jefes de estado y de gobierno de la UE.

El paro entre los jóvenes se ha convertido en la cara más dramática de la prolongada crisis europea, que ha hundido en la recesión a varios países.

Según datos divulgados en abril, los países más afectados por el desempleo juvenil eran Grecia (62.5%), España (56.4%), Portugal (42.5%), Italia (40.5%) y Francia (26.5%).

En cambio, el nivel de paro más bajo entre los jóvenes se registraba en Alemania (7.5%), Austria (8%) y Holanda (10.6%).

A mediados de junio, los ministros de Trabajo y Economía de Italia, Francia, España y Alemania, se pusieron de acuerdo para utilizar a partir de 2013 una parte de los 6,000 millones de euros destinados por la UE a luchar entre 2014 y 2020 contra el desempleo de los jóvenes. Eso significa invertir 142 euros por persona para menores de 25 años.

La medida deberá ser aprobada ahora por los 27 dirigentes de la UE. Y si bien es un paso modesto económicamente, tiene un fuerte significado político.

“Simplemente, hay 6,000 millones de euros que serán desbloqueados a partir de 2014 contra el paro de los jóvenes. 6,000 millones en 5-6 años es muy poco”, explicó el ministro francés de Trabajo, Michel Sapin.

Débiles

El crecimiento de la economía de la zona euro seguirá siendo débil y la inflación “claramente por debajo del 2%”, el techo impuesto por el BCE.

BCE mantendrá política monetaria

El Banco Central Europeo, BCE, no contempla poner fin a su actual política monetaria ni a las medidas excepcionales de apoyo a la zona euro, aseguró el presidente de la institución este martes.

Dada la debilidad persistente de la actividad económica y el alto desempleo en la zona euro, “el cambio (de la política monetaria) está todavía lejos”, dijo en Berlín el presidente del BCE, Mario Draghi.

Poco antes, Benoît Coeuré, miembro del directorio del BCE, había dicho en Londres también este martes que las condiciones políticas actuales “no justifican” un cambio de política económica.