• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific, vigilará y controlará a las cámaras empresariales de Nicaragua, que podrían perder su personalidad jurídica si realizan actividades que no corresponden a los fines para los que fueron constituidas, de acuerdo con un proyecto de ley que está en la Asamblea Nacional.

La iniciativa de Ley General de Cámaras Empresariales de Nicaragua, introducida en el parlamento el pasado 11 de junio, también señala que esos órganos serán considerados con fines de lucro, un punto que rechazó ayer el sector privado.

La Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional, citará a partir de la próxima semana a representantes de las cámaras del país, para iniciar las consultas, entre ellas se citará al Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep; la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua, Amcham; y la Cámara Empresarial Mexicana-Nicaragüense.

El proyecto podría aprobarse “con el consenso de las cámaras empresariales más importantes de este país”, antes de que concluya esta legislatura, indicó Gutiérrez.

Por su parte, el coordinador de la bancada del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, Edwin Castro, defendió la iniciativa del Ejecutivo, aduciendo que la ley va a “fomentar el comercio”.

“Lo que se pretende con esto es una agilización a las cámaras empresariales, seguir una legalización de las cámaras, en vez de estar viniendo aquí (a la Asamblea Nacional)”, precisó Castro.

La ley contempla que la personalidad jurídica de las cámaras empresariales será otorgada mediante acuerdo ministerial, por el Mific.

Añade que el Mific también podrá cancelar las personalidades jurídicas cuando las cámaras empresariales se utilicen para violentar el orden público, realizar actividades que no corresponden a los fines para los que fueron constituidas, cuando se utilicen para cometer actos ilícitos, o por acuerdo de su órgano máximo.

Cosep reconoce a Mific

Mario Amador, vicepresidente del Cosep, indicó ayer que están de acuerdo en que sea el Mific el que controle a las cámaras empresariales, por tener menos “funciones policiacas” y ser una institución más ágil.

Añadió, sin embargo, que se oponen a que sean reconocidas como organizaciones con fines de lucro, como plantea el proyecto de ley.

“A nosotros no nos parece correcto que todas las organizaciones sean consideradas con fines de lucro, eso es peligroso, una organización es lucrativa cuando reparte las utilidades entre sus socios, y la mayoría de las asociaciones no hacen eso y el Cosep está estudiando eso”, expresó Amador.

El oficial mayor

En el artículo 17 de la iniciativa destaca que el cargo de oficial mayor en las cámaras empresariales ejercerá sus funciones por dos años, una vez que sea nombrado por la Junta Directiva.

Esa propuesta podría ser transformada en el proceso de consultas, dijo el diputado Wálmaro Gutiérrez, quien es del criterio que la ley “no debe meterse en lo interno de la organización, el método y ejercicio de las cámaras empresariales”.

El proyecto de ley también obliga a las cámaras empresariales a entregar al Mific anualmente un balance económico.