•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri, abogó ayer ante el presidente de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto, de la Asamblea Nacional, Wálmaro Gutiérrez, para que las cámaras empresariales no sean reconocidas como organizaciones con fines de lucro, en un proyecto de ley que está en trámite.

Aguerri indicó, tras reunirse con Gutiérrez en la Asamblea Nacional, que el proyecto de Ley de Cámaras Empresariales de Nicaragua será revisado artículo por artículo.

La revisión, añadió Aguerri, la efectuarán técnicos de la empresa privada en conjunto con representantes de los poderes Ejecutivo y Legislativo.

Además, que la revisión de esa iniciativa será en paralelo con la evaluación de las leyes de cámaras de otros países de Centroamérica, como Panamá y Honduras, y también la de México.

Por su parte, Gutiérrez dijo que en la propuesta de ley podrían suprimir o transformar el artículo que define a las cámaras empresariales como organizaciones con fines de lucro.

“Ni las cámaras ni las organizaciones son instituciones que perciban lucro. El objetivo de las cámaras y confederaciones es representar el interés gremial de los que la integran como tal (…) Allí no se genera lucro ni se distribuyen utilidades ni dividendos ni nada por el estilo, eso es algo que ya en está en conversación, ha quedado completamente claro y completamente zanjado”, sostuvo Gutiérrez.

El legislador añadió que la propuesta de ley enviada por el Ejecutivo y que está en el parlamento desde el 11 de junio, está sujeta a modificaciones durante las consultas y discusión en el plenario.

El proyecto de ley establece que las cámaras empresariales tendrían fines de lucro, podrían perder su personalidad jurídica cuando se dediquen a asuntos para los que no fueron creadas, y que el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific, será el que las regirá y controlará.

Fortalecer gremio

El presidente del Cosep, José Adán Aguerri, afirmó ayer que el sector privado espera que la nueva Ley de Cámaras Empresariales de Nicaragua fortalezca la gremialidad y modernice y agilice los procesos de aprobación de personalidad jurídica.

Sobre el tema, Gutiérrez sostuvo que, según la iniciativa de ley, el Mific resolverá en un período de entre uno y tres meses la aprobación de una organización gremial. En la actualidad el tiempo es de más de 90 días.