•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La diversidad de culturas hacen de Centroamérica un lugar especial para el turismo, dice Michelle Paige, presidenta de la Asociación de Cruceros de la Florida y el Caribe, FCCA, quien recientemente participó en el II Encuentro Centroamericano de Cruceros, que se realizó en Antigua Guatemala.

Paige se reunió con las diferentes autoridades de turismo de la región, y por dos días debatieron sobre la necesidad de atraer a más turistas de cruceros, pero también sobre la necesidad de mejorar la infraestructura de los puertos y la seguridad de sus visitantes.

“Estos turistas son especiales, ellos gastan mucho dinero en los destinos que visitan, pero eso no es todo, cuando vuelven a sus países de origen, ellos hablan bien del lugar que visitaron”, señaló Paige.

¿Es atractiva la región centroamericana para la industria de cruceros?

Lo primero que quiero decir es que el turismo es muy importante para la economía de cada uno de los países de la región, porque trae muchas divisas y beneficios a sus pobladores y claro que Centroamérica se ha vuelto una región muy atractiva para los turistas y por ende para la industria, pero siento que aún tienen que trabajar mucho por mejorar, sobre todo en infraestructura portuaria.

¿Qué se debe mejorar en ese aspecto?

Creo que este esfuerzo (II Encuentro Centroamericano de Cruceros) es un paso positivo, los gobiernos unidos con un solo objetivo, atraer más barcos de cruceros, pero creo que se deben aprobar leyes en algunos países donde permitan al sector privado realizar inversiones en los puertos. El Gobierno y los empresarios pueden crear una plataforma para acoger de una mejor manera a los turistas de los cruceros, para que estos regresen en un futuro.

¿Por qué son tan especiales estos turistas?

Porque ellos y la tripulación, unas tres mil personas en promedio, gastan mucho dinero en los destinos que visitan y eso representa miles de empleos para las poblaciones de esos destinos, pero no solo producen empleo, sino oportunidades de crecimiento para las industrias locales. Esta es una industria donde las inversiones son cada vez más fuertes, va en crecimiento, y Centroamérica es una región que tiene mucho que ofrecer.

¿Pero no contamos con infraestructura adecuada como ustedes mismos lo señalan?

Por esa razón tienen esa gran necesidad de conservar sus activos en las mejores condiciones, para poder acoger a todos los visitantes que vienen en los cruceros.

¿Por qué consideran a Centroamérica como un mercado emergente?

En primer lugar, porque las empresas de cruceros llevamos a los pasajeros adonde ellos quieren ir, y Centroamérica se ha convertido en uno de esos lugares, donde los turistas se sienten excepcionales. Son precisamente los atractivos que presenta cada país lo que los hace únicos, riqueza cultural que permite educar a los visitantes, ellos se llevan consigo una parte de la historia de ese país, Nicaragua es diferente a Guatemala, por ejemplo, y los turistas quieren conocer ambos lugares. Entonces necesitamos establecer las bases para que podamos traer a los pasajeros y que ellos puedan vivir esa experiencia que es única.

¿Que debe mejorar la región para ser más atractiva?

En primera instancia, queremos seguridad, queremos saber que a nuestros pasajeros los estamos llevando a un entorno donde hay seguridad, pero también necesitamos infraestructura, porque los barcos son cada vez más grandes y con más capacidad de pasajeros, eso quiere decir que si llegan varios barcos al mismo tiempo a un puerto, este tiene que tener la capacidad de atender a 10,000 pasajeros en ese mismo día, debe existir la capacidad para movilizar a esos turistas y distribuirlos por todo el país para que los beneficios del turismo lleguen a toda la población. Hoy los pasajeros son muy exigentes y es necesario tener la infraestructura adecuada para recibirlos, ellos ahora no aceptan que los llevemos a lugares que no reúnen todas esas condiciones.

¿Podríamos decir que esta es una industria muy rentable?

La industria de los cruceros es sumamente dinámica, se encuentra en continuo crecimiento y actualmente lo hace a un ritmo del 60% anual, es por eso que ahora estamos fabricando barcos más grandes, con capacidad entre 4,200 y 4,400 pasajeros y 1,800 miembros de la tripulación.

¿Cuál es la radiografía que tienen de cada país de la región?

Lo primero que puedo decir es que como región están trabajando muy bien para tratar de atraer a más turistas y más barcos de cruceros y he visto que para tener éxito en atraer a este tipo de turistas han podido armar un itinerario, la Ruta Mesoamericana.

Si los veo individualmente, les puedo decir que cada uno depende del otro. Ustedes son países donde el turismo todavía no es el rubro número uno de ingresos, pero están trabajando por mejorar esa situación. Así que si quieren tener éxito en la atracción de cruceros tienen que promoverse como región, porque del éxito de cada uno de los países de la región depende el éxito de todos. Nicaragua, por ejemplo, puede tener los mejores puertos del mundo, pero si está sola y el crucero no puede ir a visitar otros destinos, no la podríamos visitar.

¿Cuál es la situación actual de la industria de los cruceros, pues no es un secreto que en los últimos tiempos han ocurrido muchos accidentes?

La industria tiene normas de seguridad que superan cualquier exigencia mundial que pudiera tener una legislación y es desafortunado que ocurran este tipo de accidentes, pero también es un hecho que nosotros nos regimos por normas de calidad y seguridad muy altas. Nosotros no queremos llevar a nuestros pasajeros a lugares donde no se sientan seguros.

 

¿Quién es?

Michelle Paige ha trabajado en la industria de cruceros por más de tres décadas y en los últimos 17 años ha asumido importantes cargos en las diferentes líneas de cruceros miembros de la Asociación Internacional de Cruceros, CLIA.

Desde 1992 pertenece a la Asociación de Cruceros de la Florida y el Caribe, FCCA. Comenzó como Directora de Operaciones y Comunicaciones, hasta convertirse actualmente en la Presidenta Ejecutiva de dicha organización. Bajo su presidencia en la FCCA, ha trabajado en el fortalecimiento de los lazos entre la industria y los diferentes eslabones que intervienen en la cadena de servicios, tales como los hoteles y las asociaciones de taxistas.

Paige también es integrante de varias organizaciones que tienen que ver con el turismo en la Florida y el Caribe.