Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

NUEVA YORK / AFP
Los precios del petróleo descendieron este miércoles en Nueva York, pese al anuncio de los Bancos Centrales de una reducción concertada de tasas, a causa de una fuerte alza de los stocks de crudo y gasolina en Estados Unidos la semana pasada.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de West Texas Intermediate (designación del “light sweet crude” negociado en EU) para entrega en noviembre terminó en 88.95 dólares, en baja de 1.11 dólar en relación al cierre del martes.

En Londres, el barril de Brent del mar del Norte con igual vencimiento perdió 30 centavos, cerrando en 84.36 dólares. Durante la sesión, los precios cayeron a 81 dólares en Londres y 86.05 dólares en Nueva York, niveles no registrados desde el 15 de octubre de 2007.

La sesión neoyorquina fue muy volátil, con los precios del crudo incrementando o limitando sus pérdidas según los altibajos de Wall Street, donde continúan las dudas sobre los efectos de la sorpresiva reducción de tasas anunciada por siete Bancos Centrales, a fin de enfrentar la crisis financiera.

El repliegue se redujo al cierre, luego de que el mercado bursátil neoyorquino se orientara al alza hacia el fin de la sesión del Nymex. “Los precios habrían bajado todavía más sin el anuncio de las reducciones de tasas, que aumentaron el optimismo sobre las perspectivas de la demanda” de oro negro, afirmó Andy Lipow, de Lipow Oil Associates.

Los precios estuvieron afectados además por el informe semanal del Departamento de Energía (DoE), que anunció alzas mayores que lo anticipado en las reservas de crudo y gasolina en Estados Unidos en la semana pasada, y un nuevo retroceso de la demanda.

Con los stocks que aumentan y una demanda que continúa reduciéndose en Estados Unidos, primer consumidor mundial de energía, “la OPEP deberá actuar para evitar que el petróleo descienda bajo los 80 dólares”, consideró Thierry Lefrançois, de Natixis.

Según la agencia oficial argelina APS, el cartel considera realizar una reunión extraordinaria el 18 de noviembre en Viena, un mes antes de la reunión prevista en Oran (Argelia).