•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A paso lento, pero seguro, la industria de zonas francas en Nicaragua apuesta más por la producción con valor agregado. La confección sigue dominando en este negocio, aunque empieza a tomar fuerza la elaboración de partes para vehículos, aparatos electrónicos y la subcontratación de servicios.

Álvaro Baltodano, secretario técnico de la Corporación Nacional de Zonas Francas, declara en una entrevista que se publica en esta edición especial, que la matriz de este sector “ha venido cambiando” y que las autoridades quieren fortalecer la producción agroindustrial y de tecnología, y diversificar el mercado de las exportaciones.

La industria de las zonas francas, además, empieza a crecer en los departamentos, donde está casi el 50% de los empleos.

De forma directa, las 215 empresas de zonas francas con presencia en Nicaragua emplean a casi 103,000 personas e indirectamente a 311,000.

Dean García, Director Ejecutivo de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil, Anitec, precisó que las empresas de este sector pagan semanalmente US$5 millones.

Por su parte, la banca nacional se ha integrado al sector, abriendo sucursales y ventanillas en los parques industriales, para atender a los trabajadores y a las empresas, que el año pasado exportaron productos con un valor de US$2,377 millones.

El Nuevo Diario publica hoy una radiografía del sector de zonas francas, que tiene como principal problema la expiración del beneficio de los TPL, lo que aumentaría hasta en 40% sus costos de producción.