•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El salario mínimo en el sector de zonas francas incrementará en 8% anual hasta 2017, conforme acuerdo tripartito firmado el año pasado y que da estabilidad a un sector con 215 empresas, 103,000 empleados y US$2,377 millones en exportaciones.

El dirigente sindical de la Central Sandinista de Trabajadores, Roberto González, recordó que estos acuerdos tripartitos (Gobierno, empresarios y sindicatos) surgieron en el seno de la crisis económica y financiera del año 2008, ante la “amenaza de pérdida del empleo”.

Con ese acuerdo, el sector de zonas francas espera llegar a los 150,000 empleos para 2017.

Según Álvaro Baltodano, secretario técnico de la Corporación de Zonas Francas de Nicaragua, el salario mínimo en ese sector ronda los US$150 en promedio.

El sector de la confección (68,584), agroindustria (16,242) y Arneses Automotrices (10,190) son los que generan más empleos, de acuerdo con estadísticas de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y Confección, Anitec.

Por otro lado, los convenios tripartitos en el sector de zonas francas incluyen a los trabajadores beneficios en materia social, relacionados con atención en salud, vivienda y alimentos, precisó González.

Con la firma del más reciente acuerdo, en diciembre pasado, las empresas acordaron promover el “desarrollo de talento” y la gestión humana, en coordinación con el Instituto Nacional Tecnológico, Inatec, que capacitará a los trabajadores.

“La principal obra y resultado de las negociaciones entre los sindicatos y trabajadores, es haber alcanzado los acuerdos tripartitos que generan estabilidad”, enfatizó González.

La importancia de este empleo

Con la firma del primer acuerdo tripartito, que se firmó en 2009, se crearon las bases para recuperar 30,000 empleos que se habían perdido en la época de la crisis financiera y económica, recordó González.

Para ese año, el sector apenas generaba 70,000 empleos, según cifras del Banco Central de Nicaragua, BCN.

González indicó que de no existir esa mano de obra, el efecto en la economía sería “bastante crítico”.

En Nicaragua el 73% de la economía es informal y de los más de 650,000 afiliados al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, 103,000 los aporta el sector de zonas francas.

“Me guste o no, reviste una gran importancia este nivel de generación de empleo de carácter más masivo, pero si no se estuviera generando (el empleo) estaríamos hablando de una situación bastante crítica (…) serían potencialmente nicaragüenses que estarían buscando emigrar”, añadió González.

Empleo de calidad

El economista Ricardo Zambrana dijo que se debe garantizar que el empleo que ofrece el sector de zonas francas sea de “calidad”.

“El empleo que se genera no es sustancial en relación al número de personas que buscan empleo por primera vez cada año”, dijo Zambrana.