•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Nicaragua tiene más de 215 empresas de zonas francas que emplean a unas 103,000 personas y esas compañías, en conjunto, aportaron el año pasado US$700 millones al Producto Interno Bruto, PIB, lograron exportaciones por US$2,377 millones y recibieron importantes beneficios fiscales.

Carlos Vargas, Gerente General del complejo Saratoga, sostuvo que por cada dólar exonerado en el sector de zonas francas, se generan US$3.50.

Las zonas francas en Nicaragua están exentas del Impuesto sobre la Renta, IR, durante los primeros 15 años de operación, y tampoco pagan impuestos por ventas, ganancias de capital y bienes inmuebles, entre otros.

“Somos el país más competitivo de América Latina para las inversiones en manufactura, fuimos el único de la región centroamericana que adquirió un trato preferencial en el rubro textil-vestuario durante la negociación del DR-CAFTA”, explicó Álvaro Baltodano, Secretario Técnico de la Corporación Nacional de Zonas Francas y delegado presidencial para promover las inversiones.

Según la legislación nicaragüense, las empresas de zonas francas están exentas de impuestos por constitución, reorganización, fusión y reestructuración de la sociedad mercantil.

Tampoco enteran al fisco tributos por la importación de materia prima, equipos y demás accesorios necesarios para las operaciones de las plantas y tampoco pagan impuestos municipales y a la exportación.

Dean García, Director Ejecutivo de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil Anitec, explicó que las empresas de zonas francas inyectan semanalmente a la economía US$5 millones en salarios.

Aporte al PIB, versus exoneraciones

El régimen de Zonas Francas empezó a diversificarse desde 1998 cuando ya no solo se componía de textil y confección, sino que se empezaron a concentrar en otros sectores, como el agroindustrial, cuero calzado, la fabricación de piezas automotrices y los llamados Call Center, lo que ha hecho que su aporte al PIB haya incrementado.

A finales de los años noventa—según Dean García—el aporte de las zonas francas al PIB era de US$100 millones, hoy es de US$700 millones.

¿Es rentable para el país?

¿Es rentable para Nicaragua otorgar cuantiosas exenciones a las empresas de zonas francas?

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, José Adán Aguerri, sostuvo que sí es rentable.

“Lo que pesa más es la cantidad de empleos que generan estas inversiones, todas estas empresas aportan el 20% del total de empleos formales que se generan en el país, proporcionan anualmente más de US$50 millones al Seguro Social y US$4.2 millones al Inatec”, argumentó Aguerri.