elnuevodiario.com.ni
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Tuve el honor de visitar en días pasados la empresa Yazaki, en la ciudad de León, con nuestros directivos de AmCham y el Embajador Masaharu Sato, en donde pude comprobar vivamente el éxito de una empresa que confió en la laboriosidad del nicaragüense, tanto como en su disciplina, deseos de superación y ganas de trabajar.

Yazaki (antes Arnecom) inició operaciones en el año 2002 y desde ese primer momento no ha dejado de crecer (salvo en pocos meses, debido a la crisis mundial del año 2009) en que, a pesar de ello, no cerró sus puertas y más bien estableció un acuerdo emblemático con los sindicatos de la Central de Unidad Sindical (CUS), para enviar a una parte de sus colaboradores de vacaciones con el 50% de su salario, manteniendo los beneficios del Seguro Social, tan necesarios para un trabajador.

La apuesta fue positiva. Poco tiempo después se normalizaron los pedidos de arneses de automóviles de las principales fábricas del mundo (FORD, Chrysler, GMC,….) y desde ese momento, el crecimiento no se ha detenido.

Si bien iniciaron con 400 puestos de trabajo en el año 2002; hoy, 11 años después, suman más de 12 mil colaboradores en 5 plantas ubicadas en la ciudad de León y en El Viejo, Chinandega, lo que ha venido a transformar la realidad económica de dichas ciudades, generándose un beneficio directo para más de 60 mil personas que significan el núcleo familiar, así como empleos indirectos que pueden llegar a más de 180 mil en León y Chinandega.

Todo producto de una política de la empresa que brinda beneficios que van más allá de lo que establecen las leyes laborales (comisariatos, mochilas y útiles escolares para los hijos de los trabajadores), médicos y enfermeras en las plantas, construcción de viviendas, programas deportivos, incorporación de personas con capacidades diferentes, incentivos económicos por puntualidad, en fin, una serie de beneficios que han motivado a cada uno de los colaboradores de Yazaki a sentir la empresa como parte de ellos mismos.

Con entrega, con disciplina, dando lo mejor de sí para hacer que la empresa siga creciendo, se siga generando más mano de obra (además, calificada por ser equipos de última generación), incorporando más ciudadanos al sistema de seguridad social, en fin, haciendo realidad lo que nosotros desde el sector privado organizado en AmCham promovemos e impulsamos como nuestro principal objetivo para ganar la batalla contra la pobreza.

Importante es destacar igualmente, que en este modelo exitoso del crecimiento de Yazaki en León y Chinandega, ha jugado un papel importante el papel facilitador que ha

desempeñado el Gobierno central (Ministro del Trabajo, INSS y ProNicaragua, entre otros).

Esta es una muestra de la alianza que necesitamos en Nicaragua para avanzar hacia el progreso. No es con asistencialismo que se soluciona la pobreza de una manera sostenida. Basta con brindar las condiciones apropiadas, como un buen clima de negocios, seguridad jurídica, respeto al derecho de propiedad, justicia social, trato humano y digno a los colaboradores y una empresa con visión como Yazaki, que ha confiado en Nicaragua y que es ahora un símbolo de prosperidad y un claro ejemplo de que “Sí se puede”… ¡Arigato Yazaki!