•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las mujeres representan más del 54% de los empleados en el sector de zonas francas, pero todavía no ejercen labores de mucha jerarquía, declararon especialistas en el tema.

Ellas son las encargadas de “la actividad productiva” de las empresas, precisó Miguel Ruiz, secretario general de la Central Sandinista de Trabajadores, CST, José Benito Escobar.

Hasta noviembre de 2012, cuando ese sector generaba 102,915 empleos, las mujeres representaban el 54.53% de esa masa laboral, según datos de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y de Confección, Anitec.

Para ese período, había 56,128 mujeres y 46,787 hombres laborando en las empresas de zona franca, según las estadísticas de Anitec.

Managua, para esa época, concentraba el 48.35% de los empleos que lograron las mujeres en las empresas a nivel nacional, pues su participación era de 27,143 féminas que garantizaron el desarrollo productivo.

La capital nicaragüense es donde hay más empresas de zonas francas y donde más empleos se generan: 52,922 entre mujeres y hombres.

En los otros departamentos donde había más mujeres contratadas en las zonas francas hasta noviembre pasado eran Estelí (5,490), Chinandega (5,014), Carazo (4,839), Masaya (4,436) y León (4,501), según datos proporcionados por Anitec a El Nuevo Diario.

La mayoría de las mujeres son operarias de máquina, sin embargo, algunas de ellas ocupan puestos como supervisoras, un cargo ejercido anteriormente solo por personal extranjero, precisó Ruiz.

Reconocen trabajo

Pese al grado de contratación masculina, 46,787 hasta noviembre de 2012, la mano de obra femenina no se ve afectada, ni en “peligro” con la entrada de hombres, señaló el dirigente sindical de la CST.

La industria textil es de las áreas que mayor demanda el empleo femenino por “su mejor rendimiento”, comentó Ruiz.

Por el contrario, las empresas de zona franca alrededor del campo o las que fabrican arneses de vehículos son las que contratan en mayor escala a hombres, explicó el sindicalista.

La directora ejecutiva del Movimiento de Mujeres “María Elena Cuadra”, Sandra Ramos, reconoció que la alta contratación de mujeres en estas compañías se debe a que los empresarios saben que ellas “transforman los puestos de trabajo”.

Para Ramos, lo lamentable es que el mayor porcentaje de mujeres que trabajan allí son “costureras” y muy pocas de ellas ejercen labores más “técnicas”.

“Las están capacitando como costureras, no como un empleo técnico, ellas apenas saben hacer algunas piezas, bastillas, y lo aprenden ágilmente, pero necesitan prepararlas mejor”, insistió Ramos.

Hasta noviembre de 2012, en Managua agrupaba la mayor cantidad de hombres (25, 779), seguido de Carazo (4,634) y Masaya (4,154).

Beneficios

El sindicalista Miguel Ruiz, de la Central Sandinista de Trabajadores "José Benito Escobar", señaló que las empresas de zona franca, a través de los convenios colectivos, han garantizado a las mujeres mejor atención en materia de salud y salario.

También se logró que las mujeres sean mejor capacitadas para que eleven sus conocimientos técnicos.