• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Los exportadores de Centroamérica tendrán que cumplir con una serie de certificaciones obligatorias y voluntarias para ingresar al mercado de la Unión Europea, UE, declaró ayer el jefe de esa delegación para el istmo, el español Javier Sandomingo.

El diplomático precisó ayer en una entrevista por escrito con El Nuevo Diario que esas certificaciones dan a los compradores garantías de que los productos y servicios por los que pagan cumplen con los requisitos y reglamentos establecidos por el mercado europeo.

Añadió que existen certificaciones obligatorias, como el marcado CE (de conformidad europea), y voluntarias, como el de agricultura orgánica.

También hay certificaciones privadas, como la GlobalGap, relativas a buenas prácticas de agricultura.

“Los costos de las certificaciones son asumidos en su gran mayoría por los productores, de allí la importancia de estudiar bien el mercado y elegir bien entre varias opciones de certificaciones voluntarias y privadas”, agregó Sandomingo.

A partir de mañana Nicaragua y Honduras tendrán un trato de “socios” por la Unión Europea, con la puesta en vigor de un Acuerdo de Asociación, que para Guatemala, El Salvador y Costa Rica tardará más tiempo en aplicarse.

Sandomingo indicó que algunos productores eligen asociarse para obtener certificaciones, lo que reduce costos.

“Los productos orgánicos pueden entrar en el mercado europeo si fueron producidos conforme a las reglas y sistema de inspecciones equivalentes a las que existen en la Unión Europea”, afirmó.

Añadió que la UE respalda estos procesos de certificaciones a través de programas regionales o bilaterales.

Positivo

Un análisis del Centro de Exportaciones e Inversiones, CEI, señaló que las negociaciones del AdA dejaron “resultados positivos para los empresarios y la economía de cada uno de los países integrantes” y destacó que Nicaragua logró obtener “preferencias otorgadas bajo el Sistema Generalizado de Preferencias (SGP+)1”.

El CEI precisó que con el AdA Centroamérica logrará introducir libre de aranceles en los 27 estados de la Unión Europea productos como papa, cebolla y otras hortalizas.

También miel, café tostado e instantáneo, cigarros, puros, hamacas, zapatos, muebles de madera y otros.

Además, “se logró el acceso inmediato para otros productos que estaban excluidos de este mecanismo, tales como el maní, aceites y los camarones, este último, uno de los principales productos de exportación de Nicaragua al mercado de la unión Europea”, añadió el CEI.

Retos

El jefe de la delegación de la Unión Europea para Centroamérica y Panamá, Javier Sandomingo, dijo que uno de los principales retos que tendrá el istmo está “asegurar la supervisión y el control de calidad en cada uno de los procesos de producción y comercialización”.
Mencionó, como ejemplo, que los exportadores centroamericanos deberán aplicar normas internacionales como la Codex, OIE e IPPC.
También tendrán que cumplir con buenas prácticas agrícolas y de manufactura, asegurar el rastreo adecuado de los productos e insumos utilizados, aplicar análisis de peligros y puntos de control críticos cuando se requiera, y efectuar análisis de laboratorios para respetar los límites de residuos en los productos.