elnuevodiario.com.ni
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Latinoamérica y el Caribe tienen un “bono demográfico” en su abundancia de jóvenes, pero para aprovecharlo deben garantizarles todos sus derechos e invertir en su inclusión social y, además, hacerlo cuanto antes, porque el tiempo se acaba, según el Fondo de Población de Naciones Unidas, FPNU.

Invertir en la juventud es uno de los mensajes clave que esta agencia especializada de la ONU llevará a la I Conferencia de Población y Desarrollo de América Latina y el Caribe, que se celebrará en Montevideo del 12 al 15 de agosto.

El Fondo, impulsor de esta reunión en la que se revisarán los logros y retos de la agenda establecida en la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo, CIPD, celebrada en 1994 en El Cairo, quiere que en la capital uruguaya se preste a los adolescentes y los jóvenes la atención que merecen.

Nunca en la historia ha habido tal cantidad de jóvenes y es la última oportunidad para aprovechar las ventajas que eso genera de cara al futuro, señalaron a Efe portavoces del FPNU.

Actualmente la región se encuentra en un período calificado como “privilegiado”, pues la población infantil se ha reducido y el crecimiento de la población de mayor edad todavía no se ha acelerado, lo que significa que el grueso de los habitantes se concentra en “las edades activas”, entre 15 y 59 años.

En América Latina y el Caribe, de acuerdo con las proyecciones, viven hoy 617 millones de personas, de las cuales 109 millones están en el grupo de edad de 15 a 24 años, y 276 millones en el de 25 a 59.

“El bono demográfico es una tremenda ventana de oportunidades para los países”, señala.

Pobreza

Un 39% de los jóvenes latinoamericanos y caribeños son pobres. El porcentaje llega al 46.8% en el medio rural, mientras que en áreas urbanas es de 25.5%.

Honduras tiene una tasa de pobreza juvenil del 60%, y Bolivia, Guatemala, Nicaragua y Paraguay del 50%.