•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El sector privado y el Gobierno se reunirán esta semana para comenzar a discutir una propuesta de reforma a la Ley de Vivienda Social, para elevar a US$30,000 el valor de las casas que son consideradas de interés social.

Ricardo Meléndez, presidente de la Cámara de Urbanizadores, Cadur, señaló que también propondrán estandarizar ante las alcaldías los proyectos de interés social y solicitar una exoneración del pago de inscripción de la escritura de todas las viviendas con precios de venta menores a los US$30,000.

“Queremos mantener el mismo nivel de avance que se ha registrado desde que se aprobó la ley. A medida que el precio de la vivienda encarezca llegamos a menos familias con escasos recursos y necesitamos que se amplíe el techo para que los compradores gocen del beneficio de la ley”, dijo Meléndez.

En la actualidad, las casas de interés social tienen un valor máximo de US$20,0000, pero a causa de un aumento en los costos de operación y en los materiales de construcción, el sector privado ha solicitado una reforma para que ese tipo de viviendas cuesten hasta US$30,000.

Meléndez destacó que desde hace más de un año han solicitado al Gobierno impulsar la reforma, pero aprovecharon para plantear nuevamente el tema durante una reunión de la comisión de seguimiento entre el Gobierno y el Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, el jueves pasado.

Bayardo Arce, asesor económico de la Presidencia, confirmó que el Gobierno reactivará la comisión de la vivienda, para discutir los temas de financiamiento para ese sector.

“El Gobierno va a reactivar la comisión de la vivienda, pero no para estar viendo problemas operativos, sino para ver cómo aseguramos el refinanciamiento para que sigan adelante los programas de vivienda social que requiere este país”, aseguró Arce.

José Adán Aguerri, presidente del Cosep, expresó que la propuesta de ampliación del techo de la vivienda de interés social será el tema toral que abordarán en la reunión de la comisión de la vivienda, a mediados de esta semana.

“También estaremos planteando el trabajo con las alcaldías, el Invur (Instituto de la Vivienda Urbana y Rural), alrededor de los procesos de tramitología”, añadió Aguerri.

El presidente de Cadur advirtió que las viviendas de interés social, con tasas de financiamiento de entre 5.5% y 8%, podrían ser afectadas con un incremento en la tasa de interés que sería de entre el 9.5% y 12%, de no aprobarse la reforma de la Ley de Viviendas de Interés Social.

Altos costos

El directivo de la Cámara Nicaragüense de la Construcción, Benjamín Lanzas, dijo la semana pasada que este sector urge elevar el precio de la vivienda de interés social, debido al encarecimiento de los costos de construcción, de mano de obra y de los materiales.

Por su parte, el presidente de Cadur, Ricardo Meléndez, señaló que el salario en córdobas de los obreros de la construcción creció en 166% en los últimos siete años, mientras el valor de las viviendas de interés social ha permanecido congelado en los últimos cuatro años.