•  |
  •  |
  • END

Mientras el Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur), junto al sector privado, se da a la tarea de promocionar más de 200 destinos turísticos para captar casi 900 mil turistas en 2008, los datos reflejan que en el país no cabe tanta gente. ¿La razón? La falta de infraestructura.

Según estadísticas actuales de la Asociación de Hoteles de Nicaragua, a nivel local se cuenta con aproximadamente 5 mil habitaciones para alojar a los turistas, que de acuerdo con las recientes declaraciones del titular del Intur, Mario Salinas, se quedan hasta siete días en el país.

De éstas, 1,100 habitaciones son de hoteles de tres a cinco estrellas, que se caracterizan por su buena infraestructura y servicios diversos, localizados principalmente en Managua, incluyendo Montelimar.

Sin embargo, la Asociación revela que se necesita un desarrollo de unas 3,000 habitaciones más, de las cuales “unas 600 deben ser de tres a cinco estrellas, localizadas en Managua y el resto a lo largo de la zona de influencia del Pacífico, donde hay una base de desarrollo turístico (Gran Pacífica) y muchos otros proyectos habitacionales turísticos”.

El vicepresidente de la Asociación, Miguel Romero, a lo anterior agrega el hecho de que hace falta completar la infraestructura del Corredor de Montelimar --Gran Pacífica-- para lograr un verdadero desarrollo en esa área.

Además, “hace falta la carretera costanera para desarrollar (el turismo), y en Managua hace falta infraestructura de convenciones, salones y unas 50 habitaciones de cinco estrellas... y la Ley de Costas (que aún no aprueba el Parlamento)”, destaca el empresario. Sin embargo, al mismo tiempo expone que hay varios proyectos en la zona del Pacífico que incluyen el desarrollo de hoteles.

Déficit de habitaciones
La presidenta de la Asociación de Propietarios de Pequeños Hoteles de Nicaragua (Hopen), Sandra Mejía, comenta, por su parte, que hay déficit de hoteles en ciertos momentos del año. “En temporada alta (últimos meses del año) y cuando hay eventos de gran trascendencia en el país”, aclara.

Mejía manifiesta que “en promedio, la ocupación de nuestros hoteles, del 60 por ciento, es buena”. La empresaria además menciona que en Hopen los hoteles están pasando de pequeños a medianos. Es decir, “se están ampliando, y en algunos sitios como Managua y el norte del país se están abriendo nuevos establecimientos”, refiere.

Hopen aglutina a 52 negocios a nivel local. Aparte de eso, Mejía destaca que prevén desarrollar los pequeños hoteles rurales a nivel nacional, lo que captaría a turistas experimentados, que buscan más contacto con la cultura y la naturaleza.

Hoteles con chance
Según el último estudio sobre la industria hotelera local que se conoce, elaborado por la Agencia de Promoción de Inversiones de Nicaragua (ProNicaragua) en 2006, el mayor captador de las divisas generadas por el turismo es el mercado de la hotelería, seguido de los servicios de alimentos y bebidas.

Mejía lo reafirma. “Eso es cierto, incluso los negocios de Hopen son los más solventes, aunque tengo que decir que usualmente no somos sujetos de crédito porque no tenemos casas que hipotecar”, apunta.

Otro punto a favor de la industria es que Nicaragua cuenta con profesionales en el ramo. En 2006 se contabilizaban, a nivel local, más de 25 facultades de turismo que ofrecen licenciaturas en Administración Turística y Hotelera.

En esas facultades más de 1,100 alumnos estudiaban la carrera, solamente en la ciudad de Managua, mientras que un poco más de mil estudiantes se encontraban distribuidos en las facultades ubicadas en ciudades como Granada, León, Estelí, Chontales, y Bluefields.

A los que sumó los alumnos de la Escuela Nacional de Hotelería (ENAH), financiada por la cooperación del Gran Ducado de Luxemburgo. Ésta representa una inversión de US$ 10.2 millones de dólares.

La Escuela fue inaugurada en noviembre de 2006. Cuenta con instalaciones del primer mundo, ubicada en un área de 3,850 metros cuadrados de construcción, y según Intur, constituye un eje fundamental dentro del sector educativo y de formación profesional en el sector hotelero.

Los segmentos
Pero, ¿dónde enfocar los recursos? De acuerdo con ProNicaragua, en el sector descrito se identifican al menos cuatro segmentos “exportables” que son: negocios, colonial, sol y playa y naturaleza.

El segmento de negocios, de momento, tiene como máximo exponente Managua, donde se concentra la mayor parte de las habitaciones y establecimientos hoteleros del país.

El colonial, en tanto, está representado por las ciudades de León y Granada. Mientas sol y playa tiene como exponentes San Juan del Sur y Managua, con Pochomil y Montelimar.

Entre tanto, para el segmento de naturaleza sus mayores símbolos son, en el país, las Isletas de Granada, Isla de Ometepe, Masaya, Matagalpa y el Río San Juan.

Hasta septiembre de 2006, el mercado hotelero nicaragüense mostró en general “sanas” tasas de ocupación anual, con promedio del 69 por ciento. Siendo la capital, la zona con mayores porcentajes de ocupación por contar con más establecimientos hoteleros, según la agencia.

Aunque en sitios como San Juan del Sur, en el pacífico sur del país, se contabilizaron, en ese entonces, niveles de ocupación del 66 por ciento, con hoteles de dos y una estrella. Estos últimos sólo ofrecen desayuno.

En cuanto a las tarifas, ProNicaragua refiere que éstas son “muy diversas e incongruentes”.

De acuerdo con el estudio, San Juan del Sur es un ejemplo de eso. Allí los precios promedios por categoría alcanzan los niveles más altos del país.

Aun mayores a los de la ciudad de Managua, pese a que ésta última presenta estándares de calidad mayores a los de la primera. Una explicación de eso, de acuerdo con la agencia, podría ser la alta demanda que tiene la ciudad de San Juan del Sur, que es considerada destino turístico por excelencia en el segmento de sol y playa, y la pobre oferta hotelera.

A la fecha, de acuerdo con datos oficiales, las tarifas van desde los dos a los 400 dólares por noche, según el sitio. Las ciudades con precios más altos son Managua, Granada, San Juan del Sur, el Atlántico y Occidente, principalmente.

Nicaragua tiene una larga trayectoria en el sector hotelero. De acuerdo con ProNicaragua, su historia se remonta hasta mediados del siglo XIX, con la fiebre del oro en California y el tránsito de turistas y comerciantes por nuestro país utilizando los famosos barcos de vapor del magnate Cornelius Vanderbilt.

Esa ruta, trazada por el visionario Vanderbilt, conllevó el establecimiento de diversos hoteles en los puntos clave, donde los barcos hacían escalas y los viajeros cambiaban de embarcación.

La travesía iniciaba en la costa este de los Estados Unidos, desde donde se trasladaban los busca-fortunas hasta Nicaragua, ingresando al país a través de Gray Town, en el Atlántico, donde se adentraban al Río San Juan. Navegaban a través del río hasta la fortaleza española de El Castillo, y de ahí se trasladaban a la ciudad de San Juan del Sur, avanzando a través de las aguas de la “mar dulce”, o lago Cocibolca (en lengua náhuatl), donde los viajeros hacían una breve pausa en el acogedor pueblo de pescadores de la bahía de San Juan del Sur.

Durante esa larga travesía, los viajeros se hospedaban en los poblados de El Castillo y San Juan del Sur, donde se contaba con diversas ofertas de hotelería.

Actualmente se cuenta con empresas hoteleras, cuyo inicio de operaciones se remonta a 1892, y con historias tan especiales que hasta llegan a abarcar entre sus propietarios y fundadores a grandes personajes de la historia, tales como Howard Hughes y el mismo Cornelius Venderbilt.

¿Cómo los miden?
El país cuenta con un sistema nacional de calidad implementado en la parte inicial como “autoevaluativo” y cuyo principio es la mejora de infraestructura y calidad de los servicios, donde se establecen los requisitos que se necesitan para cada una de las diferentes categorías de hoteles, según la Asociación de Hoteles de Nicaragua.

Los establecimientos de alojamiento se dividen en: turísticos, es decir aquellos que no alcanzan  la categoría de hotel pero que prestan servicio de alojamiento, y hoteles.

Para esos establecimientos, el Intur ofrece asistencia en capacitación, desarrollo de infraestructura, asistencia en diseño y plan de negocios y financiamiento. En el caso de la zona Norte, por ejemplo, hay un fondo de 1.3 millones de dólares aportados por el Ducado de Luxemburgo para la zona del café.  

En Nicaragua están registrados más de 400 hoteles de acuerdo con datos oficiales. Aquí la distribución:
Departamento Cantidad de hoteles
Managua 89
Rivas 56
RAAS 50
Estelí 30
Río San Juan 30
Granada 25
Chinandega 23
Matagalpa 23
León 22
Chontales 19
Masaya 19
Nueva Segovia 16
Jinotega 15
Madriz 10
RAAN 7
Carazo 6
Boaco 1
Afluencia y divisas turísticas del país
Año Turistas $ Millones que dejaron
2007 800 mil 188.8 a 255 *
2006 773,398 239
2005 712,444 207
2004 614,782 166.7
2003 525,775 151.8
2002 471,622 116.4
Según Intur
La movilidad en la región
Año turistas $ Millones
2007 7.9 millones 4,343.7
2006 6.9 millones 5,661.3
2005 6.3 millones 4,824.6
2004 5.6 millones 4,173.5
2003 4.8 millones 3,647.9
2002 4.7 millones 3,265.2
Fuente: Asociación de Hoteles de Nicaragua y Consejo Centroamericano de Turismo (CCT).