•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Una nueva línea de crédito por US$9 millones permitirá al Fondo de Desarrollo Local, FDL, atender las necesidades de 9,000 Micro, Pequeñas y Medianas Empresas, Mipymes, de todo el país, declaró Julio Flores, gerente general de la microfinanciera.

“Podrán ser atendidas Mipymes del sector agropecuario y comercial, a través de las 36 sucursales que tenemos en todo el territorio nacional”, indicó Flores.

El crédito otorgado al FDL fue extendido por el Banco Centroamericano de Integración Económica, BCIE, institución que el año pasado entregó a la misma microfinanciera unos US$7 millones para línea de crédito.

Al cierre del 2012, la cartera del FDL sumaba US$58.1 millones, lo que representaba el 37.6% del total de cartera que maneja el sector de microfinanzas representado por la Asociación Nicaragüense de Instituciones de Microfinanzas, Asomif, que fue de US$154.3 millones.

En la actualidad, con la renovación de este crédito, FDL cuenta con una cartera de US$59.4 millones colocados en 60,000 clientes, precisó su vicepresidente, Luis Lacayo Debayle.

“Esto nos coloca nuevamente en los mismos niveles de cartera que teníamos antes de la crisis económica financiera del 2008-2009”, dijo Lacayo.

Antes de la crisis financiera que golpeó a Nicaragua, la cartera de crédito era de US$68.9 millones, según datos de la microfinanciera.

Crédito se recupera

La gerente de país del BCIE, Edda Magaly Meléndez, recordó que durante la crisis se bajaron las líneas de financiamiento a nivel de Centroamérica. “Nicaragua no fue un caso específico”, agregó.

Por su parte Lacayo dijo, “con toda la crisis que hubo en el sector, ustedes conocen cómo fueron reduciéndose todos los suministros de crédito, pero ahora se han venido paulatinamente recuperando”.

Al igual que FDL, un 75% de los clientes del BCIE están recuperando los niveles de línea máxima de la cartera que tenían antes de la crisis, declaró Meléndez.

“El BCIE hace los análisis y quienes nos dan la pauta para subir las líneas (de crédito) o dejarlas a como están, o llevarlas a un nivel máximo (como la tenían) antes de la crisis son las (mismas) instituciones”, dijo Meléndez.

En el año 2001 el BCIE otorgó al FDL el primer monto, correspondiente a US$1.5 millones.

Indicadores a seguir

El fortalecimiento patrimonial de la institución, controlar los índices de cartera en mora y los riesgos bancarios, mantener las reestructuraciones crediticias y un buen funcionamiento del área de crédito, son algunos de los indicadores “cualitativos y cuantitativos” aceptables para el BCIE, indicó Meléndez.

“Toda institución que cumple sus niveles y que confrontó bien la crisis está siendo nuevamente llevada a los límites (en su cartera) que ya tenía antes de la crisis”, señaló.

Está en la cancha de las instituciones, sin embargo, poder demostrar que tienen un buen balance para ser sujetos de crédito, advirtió la gerente de país del BCIE.

 

Cartera en aumento

Este año, FDL espera cerrar con una cartera de crédito superior a los US$65 millones, lo que significaría un crecimiento superior al 10%.